Ante la amenaza del dólar, ¿qué pasa con el precio de los autos?

El nerviosismo en la City porteña, la corrida cambiaria y las medidas del Gobierno por sostener el precio del dólar impacta en casi todos los ámbitos. Una de las industrias más importantes es la automotriz. ¿Cuáles son las consecuencias en los precios de los 0 Km? ¿Habrá un fuerte aumento de los vehículos? En principio, el proceso de suba en el precio de los automóviles se verá incrementado. Según varias terminales, a la actualización en la lista de precio prevista para mayo, se agregaría otra suba dentro del mismo mes, producto de la suba de la cotización del dólar experimentada en los últimos días.

Desde a Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), se anticipó que habrá aumentos que no estaban previstos. Esta noticia fue ratificada por fuentes de varias terminales automotrices, como también importadores, más afectados aún por el nuevo valor de la moneda norteamericana.

Se estima que en promedio, las nuevas listas de precios estarán en un 2% por encima de la última actualización, que ya venía también con un incremento similar. Más allá de la lógica variación de precios de los vehículos importados, que en su mayoría poseen lista de precios directamente en dólares, los productos nacionales también perciben el impacto, ya que pese a la fabricación en plantas radicadas en la Argentina, cerca de un 75% de las piezas son importadas.

En las últimas horas el presidente de General Motors Mercosur, Carlos Zarlenga, habló con varios medios nacionales sobre este nuevo presente en el mercado argentino: “No descarto que haya nuevos aumentos. No estamos muy diferente al resto de las marcas por eso lo que dicen en las concesionarias está alineado con lo que pensamos nosotros”, a lo que agregó:  “Seguimos viendo una presión importantísima por el tipo de cambio por lo que creemos que van a seguir subiendo”.

Respecto del nivel de ventas en el mercado argentino, Zarlenga explicó: “Seguimos viendo bien el nivel de actividad. Vamos a tener crecimiento contra el año pasado. Los primeros cuatro meses fueron muy fuertes pero quizás no va a ser tan fuerte la segunda mitad. Se va a sentir el impacto en el volumen del mercado por una tracción importante de precios, impulsada principalmente por el dólar. La inflación impacta pero más el dólar. Hasta hace poco veíamos que podíamos llegar al millón de unidades en la Argentina pero ahora vamos que va estar por abajo”.

En cuanto a la producción, el mayor porcentaje de lo fabricado en el país se coloca en el exterior, especialmente en el mercado brasileño. Las automotrices en ese sentido son optimistas ya que en los últimos meses se advierte una reactivación de la economía en el vecino país.