ARDUSSO GANÓ POR SU TALENTO, LA SUERTE LO AYUDÓ

ARDUSSO GANÓ POR SU TALENTO, LA SUERTE LO AYUDÓ

Compartir

Facundo Ardusso (Renault Fluence GT – Renault Sport) ganó una interesante carrera de Súper TC 2000. Una de las carreras donde para vencer se necesita: el talento del piloto, la astucia del equipo y la cuota de suerte. Ardusso fue el común denominador de estos factores. Por eso ganó ayer la carrera especial que la categoría disputó en Mendoza.

Cuando se ponía en marcha la tercera final del año para el Súper TC 2000 todos, absolutamente todos los protagonistas iniciaban la competencia con la esperanza de triunfar.

Pasa que la “Vuelta Joker”,  permite un montón de variables inimaginables.

Esto lo puedo asegurar después de haber visto largar a Agustín Canapino (Chevrolet Cruze – YPF ) desde los boxes y en una extraordinaria carrera llegar en el cuarto lugar. Repito,  todos los protagonistas que largaban la final de la copa “Raúl Marielli” en Mendoza, tenían mayores posibilidades de ganarla, que en otras carreras convencionales.

LA PRUEBA FINAL

La política de carrera acordada entre el equipo y Facundo Ardusso era:

La primera Vuelta Joker cuando notaran que el tránsito complicaba el ritmo de carrera y la segunda sobre el final del evento.

Ardusso, que largó en primera fila, llegó a la grilla de partida con el neumático trasero derecho perdiendo aire  por el pico. El equipo no cambió el neumático controló en reiteradas oportunidades la presión y colocó una “tapita” sobre la válvula.

Una vez iniciada la carrera, el primer golpe de escena lo daba Facundo Chapur (Peugeot 408 – Team Peugeot  Total Argentina) que largó 5to y cerró la primera vuelta 1ero.  Chapur en su avance,  se llevó puesto a Ardusso en la curva 3 y el piloto del Renault Fluence recibió un golpe en el neumático trasero derecho.

Con este episodio consumado, desde los boxes se comenzaba a repensar la estrategia de carrera, se le agregaba otro ingrediente. La pista que estaba más húmeda de lo que parecía inicialmente y esto era el certificado de “Auto de seguridad” en cualquier momento.

En la vuelta 5, ya detrás de Lucas Benamo (Peugeot 408 – Escudería FE), Ardusso comienza a sentir que está siendo perjudicado en el ritmo de carrera. Al intentar descontar para superarlo llega el vuelco sin consecuencias de Benamo  y el ingreso del 2do. Auto de seguridad.

Al relanzarse la prueba, Mariano Werner-puntero de la carrera- comienza a distanciarse de Ardusso (momento difícil para tomar decisiones de Vuelta Joker).  Ardusso percibe una pequeña e intermitente falla en su auto, no de manera constante.

Seguidamente, el grupo de trabajo de Ardusso capitaliza la decisión tomada por el equipo Peugeot que hace cumplir a Werner con su 2da Vuelta Joker y consume sus oportunidades, aún con una pista difícil arriesgando bastante a que no intervenga más el Auto de Seguridad.

Llega la vuelta 15 y en el auto de Ardusso,  en plena recta principal, se detuvo el motor.

Golpe inesperado de escena en todo el equipo. Facundo resetea el sistema electrónico y…  nuevamente a marcha normal. No perdió mucho tiempo, si concentración.

Ardusso tomó la determinación de cumplir la primera Vuelta Joker en el giro 19. Su Ingeniero Nahuel Viano le había pedido que ingresara en la 18. Consensuaron y en la vuelta 20 hacen uso de la primera oportunidad de paso por Joker.

Cumplida de manera exitosa la primera intervención Joker queda 4to a 7,5 segundos de la punta   –La vuelta Joker descuenta casi 10 segundos- por eso en la 22 cumple la segunda Joker y queda puntero a un ritmo demoledor. Bajó casi 1 segundo el ritmo normal de carrera para asegurar y conseguir la victoria.

Facundo Ardusso se merecía esta legítima victoria, por su perseverancia, constancia y responsabilidad en lo que hace.

Su Ingeniero Nahuel  Viano también,  porque es un apasionado del automovilismo. Se ha destacado por su profesionalidad y corrección en cada equipo que contrató sus servicios. Desde su desembarco en 2007 con Victor Rosso a la actualidad en Renault Sport junto a Marcelo Ambrogio

Su equipo con este triunfo certifica una vez más el gran año por que están atravesando. Desde la puesta en pista de unidades con desarrollo integral del Ambrogio Racing hasta el compromiso y responsabilidad asumido por cada integrante del equipo.

Facundo Ardusso corrió como les conté y ganó porque él y su equipo fueron los que mejor interpretaron la “Vuelta Joker”.

El mismo equipo el año pasado había ganado con Emiliano Spataro. Por ahora son los dueños de la “Vuelta Joker”.

Felicitaciones

Compartir