ARRANQUE EXPLOSIVO

ARRANQUE EXPLOSIVO

Compartir

STC2000 comenzó su sexta temporada con los motores V8 y la 37ª desde que se formó como TC2000 en 1980.

El arranque fue sencillamente espectacular y se cumplieron las expectativas que había generado este comienzo por la gran variedad de cambios que proponía la categoría.

Comenzar en el autódromo porteño, sin dudas, fue un gran acierto. La apuesta fuerte de la dirigencia y del gobierno de la Ciudad tuvo su rédito, con un escenario vestido de público como en sus épocas más gloriosas. Por momentos se generó ese clima de carrera internacional que se percibe cuando se corren los 200 km o se respiró en aquellas dos históricas carreras de los callejeros del Obelisco y Palermo.

Más de 40.000 personas perfectamente ordenadas, sin desmanes, sin apresuramientos disfrutando junto a la familia de una jornada deportiva al aire libre en el autódromo más querido por los argentinos, el "Oscar y Juan Gálvez", que estuvo como hacía tiempo no lo estaba a la altura de un evento de estas características. Prolijidad, banquinas en buen estado, excelente corte de césped, soportando despistes sin que los autos embolsen el pasto cortado y con ello levantar temperatura, buena disponibilidad y ubicación de estacionamientos en boxes, orden y prolijidad.
Si bien falta todavía, son visibles sus mejoras, y se nota el esfuerzo de quienes hoy están a cargo.

En lo deportivo STC2000 mostró 7 marcas que en algún momento del fin de semana fueron o estuvieron en la pelea.

La llegada de Citroën a la categoría le puso un plus de emotividad y sorpresa. Si bien se pensaba que podrían ser competitivos a corto plazo, arrancar de esta manera ganando todo, no.

José Manuel Urcera demostró que sus resultados hasta aquí no habían sido casuales. El rionegrino puso todo, mostró, en cada maniobra y en cada salida a pista, que salió a ganar. Peleó de igual a igual con los consagrados y dejó de lado su amistad con Leo Pernía para correrle de igual a igual al límite del fastidio. "Manu" ya esta entre los top con una manera de conducir que roza los límites pero que le gusta a la mayoría de los espectadores.

Renault se mostró muy fuerte con casi todos sus pilotos y se ve la seria intención de no dejar nada librado al azar en esta temporada en pos de la obtención de un campeonato que se le viene negando.

Toyota dio pelea una vez más con su punta de lanza Matías Rossi y logrando un podio que lo ratifica como un equipo con presencia y competitividad.

Y es de destacar el retorno de Victor Rosso con el equipo Fela. Muy buena producción para el team campeón del TC2000 al que no le pesó para nada ser un equipo particular demostrando que el Ford esta para dar batalla.

Buenas carreras, pelea por la punta, polémicas, autódromo lleno, confiabilidad en sus motores, sonido incomparable,no ha faltado nada en este arranque de temporada. STC2000 tiene crédito abierto. Pero cuidado con los grises del reglamento. Ya hubo fricciones y molestias por el tema de las trompas. Los directores técnicos son los mejores de la Argentina y saben buscarle el pelo al huevo. El reglamento debe ser claro y el que se aparta, aunque sea una coma, debe ser sancionado. No es bueno que una situación como la que se dio el fin de semana empañe o genere suspicacias, malos entendidos o comentarios fuera de lugar.

Arranque explosivo con un STC2000 que se lució con luz, color y grito.

Compartir