A bordo: Altuna se jugó y no le salió

Mariano Altuna intentó ganar la carrera en el final con una maniobra agresiva, pero se tocó con Néstor Girolami y cayó al séptimo puesto.

Mariano Altuna llegó a Termas de Río Hondo en la sexto posición del campeonato del Top Race y a 35 puntos del líder Agustín Canapino, y ante la necesidad de prenderse en la pelea directa por el título se la jugó para ganar la carrera antes de entrar en la última vuelta, pero se tocó con el líder Néstor Girolami, hizo un trompo y cambió el segundo lugar por el séptimo puesto final.

“Este fin de semana es clave para mí, porque de acá me iré sabiendo si me sumo a la pelea por el título o me despido”, había anticipado el piloto de Lobería antes de largar la primera de las dos carreras del fin de semana santiagueño. Durante la competencia siempre estuvo dentro de los tres primeros. Al principio amenazo al puntero Canapino y cuando el líder fue Girolami lo presionó con fiereza toda la carrera.

 


Si bien intento varias veces superar al piloto cordobés, incluso poniéndose a la par en varias ocasiones, recién sobre el final intentó la maniobra más arriesgada. En el frenaje de la última curva se zambulló por el lado interno, se aplaudió con el Mercedes-Benz de Girolami, pero el auto del SDE Competición entró en trompo. Altuna pudo volver a la pista, pero perdió varios puestos.

“El Bebu se pasó y yo me metí por el radio normal. Cuando él volvió sobre mi auto, nos tocamos y yo no pude tener el control para evitar el trompo”, comentó el de Lobería. Por su parte, Girolami manifestó: “Mariano se la jugo, con la mala suerte que cuando se tocan los autos el de él se gira sin darle chances de sacarlo del trompo”.

Altuna perdió puntos importantes y si bien ahora subió un lugar en el certamen (es quinto) la diferencia con el líder del campeonato es de 41 puntos (se estiró 6 unidades) después de la primera carrera del fin de semana.