Breitling B55 Conected

La idea de Breitling no era en absoluto hacer del reloj una extensión del teléfono –ni que fuera menos eficaz que este último. El cronógrafo sigue siendo el dueño absoluto y la conexión con un Smartphone tiene como objetivo primordial mejorar la convivialidad.Breitling B55

Gracias a la comunicación bidireccional, los dos instrumentos forman un dúo perfectamente complementario, y cada uno de ellos es utilizado en función de sus capacidades. Dado que la principal ventaja del Smartphone es el tamaño de su pantalla y la ergonomía de su interface, el usuario del B55 Connected puede recurrir a su teléfono para efectuar ciertos ajustes (puesta en hora, husos horarios, alarmas, parámetros de visualización y funcionamiento, modo noche, etc.).

El resultado es un aumento sustancial en términos de confort y de eficacia. A la inversa, el usuario puede igualmente descargar del cronógrafo al Smartphone los resultados de diversas mediciones (tiempos de vuelo, etc.) para poderlos leer más fácilmente, almacenarlos o transmitirlos. El nuevo sistema de reloj conectado ideado por Breitling permite así un mejor uso de las funcionalidades del cronógrafo, al estilo de los auténticos instrumentos para profesionales.

El B55 Connected destaca igualmente por su look ultra técnico, con caja de titanio dotada de un revestimiento negro a base de carbono y esfera adornada con un símbolo azul que representa la red inalámbrica. Esta nota original azul y negra se repite igualmente en la robusta pulsera de caucho.