Canadá invertirá millones de dólares para mejorar paddock y boxes

Cuando termine el Gran Premio de Fórmula 1 de este fin de semana, comenzarán las obras. La inversión total será de 58 millones de dólares.

El Gran Premio de Canadá es espectacular. Porque Montreal es así. Una ciudad multifacética, pero con un marcado toque francés en medio de la opulencia de sus torres y centros comerciales de estilo americano. Están a minutos de Estados Unidos, pero la ciudad es muy europea en algunos barrios. Y en medio de una reserva natural a la que se llega, entre otros medios, en subte, está el circuito 'Gilles Villeneuve'.

El trazado que recibirá a la Fórmula 1 afronta un periodo de cambios en su estructura y la modernización que ha llegado al circuito incluirá obras para modificar la zona de pit lane y paddock, mediante un desembolso de 51 millones de euros.

Bernie Ecclestone en su momento, exigió -en 2015- al circuito ubicado en Montreal una serie de reformas para rubricar su extensión de contrato con la categoría. Por ello, la organización del Gran Premio de Canadá hilvanó un plan detallado, en pos de construir las nuevas instalaciones. En principio, el presupuesto del proyecto se situó en torno a los 30 millones de dólares, aunque el costo total de la operación se estimó el año pasado en 45 millones de dólares.

Recientemente contactaron con varios intermediarios, y se llevaron una sorpresa con su respuesta. Según apunta el periódico canadiense The Gazette, la opción más barata la ofreció una compañía llamada Groupe Geyser, que renovará el paddock por 58 millones de dólares. Tras la llegada de Liberty Media al cargo, el año pasado llegaron a un acuerdo para que el Circuito Gilles Villeneuve continúe albergando el Gran Premio de Canadá, incluido en el calendario de Fórmula 1, al menos hasta el año 2029.

La alcaldesa de Montreal, Valérie Plante, aseguró que el proyecto continuará su curso y las obras comenzarán el 10 de junio, justo después del GP de Canadá 2018. Incluirán la demolición del edificio existente y su reconstrucción, para cumplir con las regulaciones actuales de la F1 y se espera que la operación concluya en mayo del año que viene, para no entorpecer en la carrera de 2019.

La reforma, que será considerablemente más vasta que la planeada en 2015, conllevará un aumento del aforo de las gradas de boxes -pasarán de tener capacidad para 1.800 personas a hacerlo para 5.000 personas- y otras actividades, para que los asistentes continúen en el parque durante la celebración del Gran Premio.