De espaldas a Europa, Liberty desembarcará en Vietnam

Cada vez más lejos de mantener los circuitos históricos de Europa, los organizadores de la F1 la llevan a destinos insólitos

La Fórmula 1 ha confirmado la presencia del Gran Premio de Vietnam en el calendario a partir de 2020. Se agrega un destino exótico para un calendario cada vez más extenso y agotador para los equipos. Cuando se supo de Hanoi como sede del trazado callejero, la noticia no conveció a la mayoría de los seguidores y ante esta situación, el director comercial de la F1, Sean Bratches, dio su punto de vista y afirmó que la intención de Liberty es ampliar mercados y generar beneficios económicos para la categoría siempre que estos objetivos estén ligados con los intereses de espectáculo que persiguen los aficionados. Duda: Vietnam, ¿cumple con esos objetivos?, el económico seguramente, el otro, el de los intereses de los aficionados, para nada. 

Todo más o menos bien hasta acá. Lo preocupante es que empieza a verse cada vez más claro que los intereses de Liberty no necesariamente serán los de aquellos fanáticos y seguidores habituales que añoran los tradicionales circuitos europeos cargados de historia, que de a poco están dando paso a los nuevos, modernos, globalizados y casi parecidos trazados de países insólitamente asociados al 'gran circo'. Fórmula 1 es Nurburgring, Imola, Zandvoort, Magny Cours, Zolder, junto con los intocables Monza, Silverstone, Hockenheim, Spielberg, Spa... 

"Una de las cosas en las que nos hemos centrado últimamente es correr en más ciudades icónicas, en sus centros, porque es la mejor forma de establecer interacciones con los aficionados", ha expresado Bratches. Hanoi de 'icónico' no tiene nada con la Fórmula 1, como mucho sería una curiosidad para los vietnamitas que los autos estén girando durante todo el fin de semana en las calles de su ciudad capital.

"Muchos de nuestros Grandes Premios están a mas de media hora de las ciudades, así que esta carrera en Hanói cumple con uno de nuestros objetivos primarios, que ciudades icónicas organicen carreras urbanas. El concepto de Vietnam se ajusta a nuestra visión del deporte", ha agregado, obviamente sin tener el más mínimo cuidado por la preservación de las grandes capitales que fundaron la categoría que hoy manejan comercialmente.

El circuito presentado por Hanói también ha sido criticado en redes sociales durante estos días. Su tres larguísimas rectas y similitudes con zonas de Bakú o Sochi han desagradado al gran público. Sin embargo, Bratches reconoce que la selección del trazado urbano no ha sido una cuestión rápida o sencilla. "Hemos pasado por un proceso exhaustivo trabajando con el gobierno de Hanói para asegurarnos de que el circuito cumpla con nuestros objetivos estratégicos para aportar emoción, velocidad y adelantamientos. El circuito está planificado y ofreceremos más detalles cuando sea el momento", ha afirmado.

Si la fecha será en abril, veremos carreras en China, Barhein y/o Azerbaiján– porque la F1 quiere unir dichas pruebas asiáticas en el mismo segmento del calendario –a excepción de Japón y Abu Dhabi.

Es que hay que convencerse, y no es fácil. Entre los países tradicionales e históricos de la categoría, pero con poca capacidad económica para pagar un evento como la Fórmula 1, y aquellos países fuera de la órbita de lo que es el mundo de la F1, pero con dinero y nuevos mercados, no importa cuanto de lejos estén, Liberty terminara eligiendo a éstos últimos. 

Una cruel verdad, que a veces nos cuesta aceptar en estos tiempos del negocio por sobre todo.