Dos corridas, dos ganadas

Dos corridas, dos ganadas

Compartir

Cristian Ávila sigue demostrando su gran talento y capacidad. Ayer en Río Cuarto, en conjunto con todo el equipo Lincoln Sport Group -comandado por el escribano Hugo Cuervo- hicieron uso de una estrategia espontanea y contundente que le permitió a Mauro Giallombardo quedarse con la victoria.

Cristian Avila se ha destacado en varias categorías a nivel nacional.

Protagonista junto a Juan María Traverso y Christian Ledesma también,  de una época gloriosa e irrepetible de nuestro automovilismo.

No vive de recuerdos, trabaja para que su talento y capacidad esté al servicio del deporte motor.

Ayer, un auto que recibe su asesoramiento, conducido por Mauro Giallombardo, ganó en Río Cuarto. Venían de ganar en Paraná también junto a Ricardo Risatti.

“El equipo está muy bien. Fueron dos victorias con dos autos distintos. Es muy bueno.  Este resultado quiere decir que los autos son parejos. Nos falta andar más rápidos con Llaver, trabajamos y trabajaremos para ello. Dos carreras, dos ganadas, es bueno para el equipo.” dice Avila. 

¿Cuál fue la clave?

“Primero haber encontrado un auto que tenga buen ritmo, que pueda ser rápido en la clasificación y haber recargado 5 o 6 litros de nafta menos de lo estimado y con  la diferencia que tenía Mauro fue fundamental para hacer ese segundo y medio en la recta y saliendo de los boxes.”

Con respecto a la gran victoria de Mauro Giallombardo ante Matías Rossi y Agustín Canapino –dos de los mejores pilotos del país- dijo: 

Mauro también es uno de los mejores pilotos del país. Un gran campeón de otras categorías,  es un piloto con un nivel increíble.”

¿Cómo sigue la historia’

“Igual, trabajando para estar lo más adelante posible. No van a ser  todos los resultados así, pero nosotros vamos a querer lograrlos igual, el equipo está muy ordenado y en un gran nivel.”

Compartir