El Gran Jefe de Fangio

Alfred Neubauer fue director de Mercedes durante 29 años, el gran jefe de Fangio, con el cual ganó dos mundiales

Hasta 1926, mientrras manejaban, los pilotos no sabían en que posición estaban en pista, al punto de enterarse muchas veces al bajar del auto que habían ganado una carrera.

Pero la historia cuenta que en esa temporada del 26, en el circuito de Avus, cerca de Berlín en Alemania, sorprendió la aparición en pista de un hombre que sostenía una pizarra con datos bien visibles para sus pilotos, arriesgando su pellejo al borde de la pista y haciendo caso omiso a las órdenes de los organizadores.

Ese hombre era Alfred Neubauer, nacido en República Checa en 1891. El "Gordo", como se lo apodaba, dirigió la batuta de Mercedes Benz desde 1926 hasta 1955.

Con nuestro quíntuple Juan Manuel Fangio tenía una relación muy especial. Neubauer sabía todo lo que el piloto argentino le podía dar y el "Chueco" se adaptó fácilmente a su manera de trabajar y a sus mañas.

neubauer Fangio

Una de ellas era la de escupir sus autos antes de largar, o su especial estilo para controlar loe egos de sus pilotos en un equipo estelar.

En lugar de planificar la estrategia de carrera, dejaba entrever su deseo para que se convirtiera en orden solo en la cabeza de los pilotos.

"Sería bueno que un inglés ganara con un auto alemán, por primera vez, un Gran Prix de Gran Bretaña", dejó trascender en la previa de la carrera de Aintree, en 1955. Y ese día no ganó Fangio, ganó el británico Stirling Moss.

El "Gran Jefe" no dejaba detalle librado al azar. Fangio recordaba siempre que antes de cada competencia le llegaba un informe minucioso con todos los horarios, servicios disponibles, hoteleía y hasta el pronóstico del tiempo.

El sello de Neubaber también fue la atención exclusiva de un grupo selecto de mecánicos para cada piloto a lo largo de todo el campeonato, los cuales se dividían las partes del autos en cada entrada a boxes.

La tragedia de 1955 en las 24 horas de Le Mans hizo que la marca alemana se alejara de las pistas de todas las categorías del automovilismo.

Por ende, Alfred Neubauer tomó la misma decisión y nunca más volvió a trabajar.

Nadie puede saber cuantos años hubiese seguido en su actividad de no haber pasado ese accidente , pero lo que es seguro que hubiese seguido con Juan Manuel Fangio a su lado, por ser su piloto estelar y por tenerle un gran aprecio.

Neubauer falleció en 1980 a los 89 años en Stuttgart, Alemania.