El Top Race del futuro

El Top Race del futuro

Compartir

El Top Race V6 cumplió a comienzos de este año la primera década de vida en este formato de vehículos y la dirigencia de la categoría ya trabaja en la nueva versión que se verá en las pistas en 2017, con nuevas estructuras y carrocerías, y motores V8 de más de 500 HP de distintas marcas.
 

En esta primera etapa, el proyecto se basa en los modelos Ford Mustang, Chevrolet Camaro y Chrysler Challenger. El diseñador José Luis Denari es el encargado de dibujar las líneas de los Top Race del futuro. Sin embargo, la idea de la dirigencia de la categoría es sumar más modelos ya que la intención es seducir a las terminales para que se sumen a la categoría con equipos oficiales.

De esta manera, aquellas marcas que participan en el Súper TC 2000 también podrán tener sus autos y pilotos oficiales en el Top Race. Tanto el Mustang como el Camaro se comercializarán en la Argentina y se espera que el Challenger sea traído también al país por Chrysler, empresa del grupo FCA junto a Fiat.

 

 

El corazón del nuevo emprendimiento está en el motor. Así como hace 10 años el Top Race apostó al monomotor, ahora decide volcarse a la utilización de motores de distintas marcas. Ya existe el contacto con los proveedores de este tipo de plantas motrices de competición en los Estados Unidos. Los impulsores serán originales de cada marca, V8 y de unos 540 HP, aunque se utilizará una brida para acotar la potencia. Además, girarán a unas 8.000 rpm, lo que producirá un sonido muy fuerte, y con una vida útil de unos 40.000 kilómetros. 
 

 

Las carrocerías estarían listas para marzo del 2016, pero aun no está definido si se comenzarán a utilizar en el comienzo del próximo certamen o esperarán hasta que también estén disponibles los nuevos motores. Si bien se especula con la posibilidad de hacer un certamen corto hasta mitad de año para luego arrancar un nuevo campeonato a mitad de 2016 con los nuevos motores, parece ser la opción menos fuerte. 
 
El Top Race del futuro ya está en marcha...
 

 

Compartir