“Fue mi mejor carrera”

“Fue mi mejor carrera”

Compartir

José María López asegura estar amargado por la victoria que se le escapó en el ePrix de México y asume la responsabilidad en el despiste aunque no se lo recrimina. Además opinó respecto de un posible reemplazo del callejero de Puerto Madero por el Autódromo de Buenos Aires en 2018.

Llegó a olfatearla a la victoria José María López, el pasado fin de semana, en México, hasta que el auto de seguridad puso en la mesa una carta inesperada, cuando “Pechito” era el gran candidato al triunfo en una carrera intensa, entretenida y con varios golpes de escena. Hizo un trompo al intentar avanzar al segundo puesto y finalmente se tuvo que conformar con la sexta colocación, en su mejor carrera en la Fórmula E. En solo cuatro fechas, el piloto argentino ya es firme protagonista y coquetea con el podio. En una entrevista con carburando.com, el talentoso cordobés analizó su desempeño en el Autódromo Hermanos Rodríguez y dejó interesantes conceptos.

 

-¿Qué sabor te dejó el ePrix de México?

-Obviamente me dejó un sabor amargo. A partir de la vuelta 10 pensé que la carrera era mía, porque en términos de batería, energía y de ritmo de vuelta estaba mejor que los que me seguían. En especial después de la parada en boxes. Estaba muy confiado, mejor que nunca. Pero es mucho más lo que tengo que rescatar de lo positivo que de lo negativo. Sacando el trompo, fue mi mejor carrera en la categoría hasta acá, por el ritmo que mantuve que nunca lo había podido lograr.

-¿Te sorprendió después de la parada encontrarte delante tuyo a Lucas Di Grassi y Jerome D'Ambrosio?                       

-Me sorprendió, claro… En una carrera con condiciones normales eso nunca hubiese podido pasar. Di Grassi largó desde atrás, rompió el alerón trasero, tuvo que parar temprano y tenía mucho menos batería que yo. Y lo mismo D’Ambrosio, porque estaba ahí pero sabía que no iba a terminar la carrera. Ellos se arriesgaron porque no les quedaba otra y les salió bien, porque si no salía el Safety Car no hubiesen terminado dentro de los 10 primeros.

-¿Dudaste si ellos llegarían al final de la carrera con la energía? ¿Creíste que iba a costar menos superar a D'Ambrosio en su plan de ahorrar energía?                       

-Sabía que estaba en una situación superior a ellos. Viendo la carrera del año anterior en México, sabía que era un circuito difícil para superarse. Y si bien yo tenía más energía que ellos, si te cierran bien la puerta es muy complicado adelantarlos. Y también existen pilotos que prefieren perder la carrera y hacértela perder a vos antes que dejarte pasar. Y ese fue el plan de D’Ambrosio que me complicó la carrera a mí y a varios.

-Se escuchó por la radio que le recriminaste al equipo que te hablaron en un lugar inapropiado... ¿Cuánto te desconcentró esa comunicación y cuánto tuvo que ver en tu despiste?

-Me hablaron justo cuando lo intentaba pasar a D’Ambrosio, pero no es excusa. Yo me la jugué por afuera, él me apretó, pisé la tierra, se me bloqueó de atrás y entré en trompo. No perdí la carrera porque mi ingeniero me habló justo en ese instante. En ese momento de calentura se lo recriminé, pero me hago cargo totalmente de la maniobra.

-¿Te recriminás algo de la maniobra?

-La podría haber hecho de manera diferente, por supuesto. Pero hay que estar en ese lugar. Es más fácil hablar después de que pasan las cosas. Pero yo en ese momento tenía que pasarlo a D’Ambrosio porque me estaba complicando la carrera. Adelante se me escapaba Di Grassi y (Sam) Bird ya se me había tirado dos veces y nos habíamos tocado. Quizás el lugar y el momento no fueron los indicados. Pero prefiero perder una carrera intentando avanzar, que quedarme tranquilo y conformarme con un podio. Yo en ese momento quería ganar la carrera.

-¿En qué porcentaje ya te adaptaste al auto y la categoría? ¿Ya estás en el nivel de tus rivales?                       

-Estoy mucho mejor. En especial en las últimas dos. En Argentina, si no hubiese sido por el golpe al paredón habría largado adelante. De cuatro carreras, en dos clasifiqué delante de mi compañero de equipo. No estoy al 100 por ciento, pero ya me siento protagonista. Realmente no me esperaba en mi cuarta carrera estar tan firme para ganar.

-Por tus resultados parciales, ¿deberías tener más puntos en el campeonato? ¿Creés que tenés chances de pelear por el título?                       

-No es mi objetivo para este año. Busco pelear por carreras y ser protagonista. Podría tener más puntos, pero no me lo recrimino. Estoy en una etapa de adaptación. El año que viene sí iré por el campeonato. Mientras tanto, procuraré cometer la menor cantidad de errores posibles y ganar carreras.

-¿Creés que en Buenos Aires se podría correr en el Autódromo con una configuración similar a la de México, teniendo en cuenta que en Puerto Madero no se correría más?

-Creo que sí… Hay que tomar el ejemplo de México, que lo hizo en el circuito sin problemas. Habría que buscar configuraciones en el Autódromo para hacer un trazado entretenido. Si me dan para elegir, a mí me gusta Puerto Madero porque es un lugar que está en plena ciudad y para la gente es más fácil el acceso. De todas maneras, sea donde sea sería importante que Argentina se mantenga en el calendario de la próxima temporada.

 

Compartir