Golpe de Knock Out para Cuervo

Golpe de Knock Out para Cuervo

Compartir

La anomalía técnica en el Ford Focus del Lincoln Sport Group que puso en suspenso la victoria de Mariano Werner en el Súper TC2000, ayer en Rafaela, podría significar el retiro del escribano Hugo Cuervo del automovilismo.

Una vez más un auto del Lincoln Sport Group volvió a ser noticia por encontrarse fuera de los parámetros que exige el reglamento técnico, aunque en esta oportunidad fue en su debut triunfal en el Súper TC 2000, y si bien aún hay que esperar a la resolución final de la CDA del ACA tras la apelación, esta situación podría significar el alejamiento definitivo del escribano Hugo Cuervo del automovilismo argentino.

El polémico director del equipo con base en Lincoln quedó muy golpeado después de este nuevo revés. Si bien decidió apelar la sanción, difícilmente encuentre un resquicio para fundamentar la falta. Ya en el recinto técnico del autódromo de Rafaela, Cuervo advirtió que se retiraría de la actividad si no revertía la exclusión. Pero esta decisión no solo depende del resultado final de la carrera.

La relación entre Cuervo y Mariano Werner se fracturó el día que el entrerriano y el equipo fueron sancionados en el TC (mayo de 2013), por comprobarse a través de un video que su Ford había sido probado en una ruta nacional. La ACTC los castigó a Werner, Mauro Giallombardo y Juan Bautista De Benedictis (compañeros en el LSG) obligándolos a largar últimos por cuatro fechas. Werner hipotecó aquel campeonato que lideraba con comodidad y Cuervo se alejó del TC, tras ser suspendido por siete meses y una multa de medio millón de pesos.

Casi dos años más tarde de aquel episodio, Werner no veía con buenos ojos volver a trabajar con el escribano. Aunque al tratarse de una nueva categoría y gracias a la gestión de intermediarios, ambas partes volvieron a juntarse. Este nuevo trago amargo sacudió duramente al piloto. Y este golpe a la confianza podría volver a separarlos para siempre, más allá de lo que se decida en el ACA. Según Marcelo “Pali” Mallo, padre de Manuel y uno de los impulsores de este proyecto, esperarán a la resolución del caso para definir el futuro. “Necesitamos saber qué hará Cuervo para organizar los próximos pasos”, aseguró.   

 Cuervo aún no presentó la apelación. Mañana se vencerán las 48 horas para hacerlo. Allí se jugará una carta importante. Por el resultado, el prestigio, la lealtad deportiva y por su propia imagen. No soportará otra mancha que –entre otras cosas- lo alejaría de sus posibilidades de ser equipo oficial. ¿Será la última polémica del escribano?

Compartir