“Haber trabajado como equipo fue la clave del campeonato”

Gabriel Furlán le ha dado valor extraordinario a este campeonato logrado en Top Race. Sostiene que fue ante un nivel elevadísimo de equipos y pilotos.

No fue ni será un título más para Gabriel Furlán el obtenido ayer en Top Race de la mano de Franco Girolami. Frulán desde al año 2011 viene desempeñándose de manera profesional como jefe de equipo y dueño de estructura dentro del Top Race, su llegada se produjo con Rafael Morgenstern y este año, su equipo estuvo integrado por Franco Girolami, Matías Rodríguez y Lucas Valle.

  • Te puede interesar: Sin dudas, Franco Girolami campeón
  • “Gracias a Dios tuve que pasar por esto muchas veces pero, son esas cosas que nunca aprendés, cada vez que te toca vivirlo de vuelta  la emoción vuelve al origen y esto, es lo que me mueve todos los días” dice Furlan luego que Franco Girolami bajara del podio y se volvieran a abrazar, para seguir palpando la gloria que representa un Campeonato Nacional.

    Girolami

    El equipo de Gabriel Furlán ha peleado mano a mano en la definición contra la estructura múltiple campeona  Sportteam cuyo piloto es Agustín Canapino y el Lincoln Sport Grup que llegaba con Néstor Girolami como candidato y fue finalmente vencedor de la carrera. Los puntos obtenidos por “Bebu” no fueron suficientes para llegar a la corona.

    “Los rivales de semejante magnitud hacen las cosas más difíciles y por lo tanto la alegría es mayor cuando uno ve que se puede pelear contra un equipo con tanta experiencia como el de Sergio Polze, contra uno de los mejores pilotos del país como Agustín Canapino y también, la satisfacción personal del crecimiento de mi estructura y de mi gente. Hemos aprendido mucho a lo largo de estos años y ver la evolución que ha tenido Franco que es sin dudas,  el gran motor y artífice de que hoy estemos festejando el campeonato”.

    Finalmente Gabriel Furlán dice: “La clave fue desde el primer día que Franco estuvo en el equipo, haber hablado, analizado nuestras virtudes y nuestros defectos. Eso nos permitió  haber entendido todo el tiempo que éramos un equipo”.