HABLÓ EL CAMPEÓN

HABLÓ EL CAMPEÓN

Compartir

El joven representante de Puerto Iguazú, provincia de Misiones Rudy Bundziak, consiguió la corona de Fórmula Renault 2.0 luego de un año con mucha regularidad en la categoría, donde debutaron los nuevos y potentes motores de 2000 CC.

Bundziak que en reiteradas oportunidades ha demostrado su gran esfuerzo personal para poder cumplir con las obligaciones escolares – ha terminado la escuela secundaria este año-  y el que viene aspira llegar a Buenos Aires para estudiar derecho, en la antesala del caluroso verano Misionero ayuda a su papá en una agencia de autos.

Los comienzos en automovilismo se dieron de una manera inesperada. “Rudito”, como le dicen sus amigos alguna vez dijo: Empecé a los 11 años, me gustaba cuando estabamos de vacaciones ir a los kartódromos, como un hobby y cuando cumplí 12 años - el 9 de abril me acuerdo muy bien- , me regalaron un karting y ahí empecé. Mi mamá, Magdalena, no quería, es un deporte muy difícil, vas al límite, tiene sus riesgos, quería que yo entrene con eso y de un día para otro mi papá me dijo: “vamos a competir”. Averiguó todo, vinimos y corrimos en karting y salí cuarto, y no paré más”.

Ahora, y después del Campeonato logrado, es interesante escuchar la palabra del campeón.

¿Qué reflexión haces de tu año deportivo en la Fórmula Renault?

“La primera reflexión que hago es que me gustó mucho el cambio de motor y este nuevo desafío que afrontó la Categoría.

Con ese cambio se ha logrado confiabilidad y paridad. No hay dudas que la pelea hasta la última fecha del campeonato refleja claramente lo positivo del cambio. No es normal que tres pilotos lleguen con posibilidades claras a la corona a la última fecha. Hay un esfuerzo muy grande de toda la categoría detrás de todo el campeonato y no me gustaría que pase desapercibido.”  Dice el misionero.

¿Por qué ganaste el campeonato?

“Le pusimos muchísimo esfuerzo. Hemos trabajado de manera ordenada y responsable con todo el equipo Litoral Group. Cada vez que dispuse de un auto contundente traté de aprovecharlo al ciento por ciento y no cometer errores. Solo tengo palabras de agradecimiento a toda la familia Bonavía, los ingenieros y los mecánicos porque me entregaron un auto increíble durante todo el campeonato y simplificaron totalmente la llegada a mi objetivo que fue el campeonato.”

Bundiak probó un Fiat Linea del equipo Litoral Group en Paraná hace unos días. Giró 50 vueltas y tiene su opinión.

“La prueba en TC 2000 fue muy positiva, fue mi primera vez en un auto con tanta potencia y tracción delantera.  Aprendí muchas cosas sobre este tipo de autos.”

¿Qué proyectos hay para el año entrante?

“Por supuesto que me encantaría reunir el presupuesto y poder competir en TC 2000. Sin dudas que pondré todo mi esfuerzo para lograrlo. El proyecto con Gabriel Bonavía y Mario Bruna es muy seductor y me entusiasma mucho poder incorporarme al TC 2000.”

Compartir