Kubica vapuleó a los titulares de Williams

En su vuelta oficial a la Fórmula 1, el polaco Robert Kubica fue casi un segundo y medio más rápido que el joven Lance Stroll, y medio segundo más veloz que Sergey Sirotkin, pilotos titulares del equipo Williams.

Robert Kubica volvió a subirse hoy a un monoplaza de Fórmula 1 en un Gran Premio, algo que no sucedía desde hace ocho años.

El polaco reemplazó en los primeros entrenamientos libres al ruso Sergey Sirotkin y, tras completar 24 vueltas en el circuito de Barcelona, con algunos problemas en su Williams, se ubicó penúltimo, a 3"362 del mejor tiempo que quedó en manos del finlandés Valtteri Bottas (Mercedes).

Será la única aparición del piloto de 33 años a lo largo de este fin de semana, después de que ya rodara en la primera y segunda tanda de los test invernales para la escudería británica.

"Sabía lo que sería. Estoy centrado en mi trabajo y las emociones desaparecieron rápidamente porque me di cuenta de que sería una sesión complicada", reconoció Kubica, quien añadió que cada vez está siendo "más natural y normal" subirse a un monoplaza.

Si bien el Williams sufrió problemas de fiabilidad, a Kubica le bastó para sacarle más de un segundo de diferencia a su compañero Lance Stroll, y medio segundo al ruso Sirotkin, pilotos titulares de la escudería.

Sin embargo, el polaco no quiso hablar de su registro en comparación con el del piloto canadiene: "No tengo que fijarme en los tiempos. Sé que suena raro, pero a veces olvidamos que el motor es un deporte. Sé que si tuviera la posibilidad de manejar cada semana como los pilotos titulares, tendría mayor margen de mejora. Si falta algo es porque conduzco cada dos meses, si es que falta algo".

LEER MÁS: Mercedes dominó el viernes en España

En relación a sus sensaciones indicó: "Me he notado más o menos igual que las otras veces, pero con menos emociones. Eso es bueno, porque eso quiere decir que cada vez me sale más natural el manejo después de haber pasado tanto tiempo fuera del deporte", explicaba.

Robert, que no estaba en un ensayo oficial de F1 desde 2010, contó sus sensaciones al bajarse del monoplaza: "Cuando en 2017 subí por primera vez al coche, estaba muy emocionado. Ahora es más natural. Todos los deportistas intentan hacer su trabajo con naturalidad, porque estás más cómodo. Creía que sentiría más emoción, pero en cuanto enciendes el motor y sales a pista, haces tu trabajo. Mi trabajo es dar un buen reporte al equipo, encontrar ritmo. Creo que lo he gestionado bien y estoy contento".

A lo largo de su trayectoria en la Fórmula 1, Kubica disputó 76 carreras entre 2006 y 2010, consiguiendo una victoria (Canadá 2008) y 12 podios.