La Unión Europea exige la reducción de Dióxido de Carbono

La Unión Europea ya planea a mediano plazo la reducción de los gases contaminantes que emanan de autos y camiones en las rutas de Europa.

Parece mucho doce años y pero planeado e informado con tiempo todo tendría que ir buen camino. La Unión Europea exige para 2030 la reducción en un 40% de la emisión de Dióxido de Carbono.

Cada vez se pone más firme el control de las emisiones de CO2. Actualmente el valor promedio de CO2 en Europa es de 118,5 gramos por kilómetro y en 2021 se reducirá hasta un máximo de 95 gramos, ahora la Unión Europea exige que este valor se reduzca nada menos que un 40 por ciento más para el año 2030.

Esta medida, que afectará sólo a los vehículos completamente nuevos, será debatida por los eurodiputados en el Parlamento Europeo superando en un diez por ciento la propuesta de Alemania que situaba esta reducción en un 30 por ciento. Pero las medidas no se quedan sólo en este punto; van más allá requiriendo a las marcas que el 35 por ciento de las ventas en 2030 correspondan a vehículos con cero o niveles extra bajos de emisiones de carbono

Union europea

Esta medida más estricta se basa en una mayor protección del medio ambiente y en una lucha casi contrarreloj contra el cambio climático, se reunirán el próximo 9 de octubre para fijar una posición común entre los países, y sólo es posible potenciando las ventas de autos eléctricos o propulsados por hidrógeno, ya que hoy, la gran mayoría de clientes prefieren comprar modelos con motores de combustión interna.

Los fabricantes alemanes fueron los primeros en alzar la voz y manifestaron su posición diciendo que "el Parlamento de la UE establece objetivos completamente irreales ignorando la viabilidad técnica y económica. Los objetivos no se podrán alcanzar durante este período, ya que incluso la muy ambiciosa propuesta de la Comisión Europea no garantizaría el logro de los objetivos climáticos de la Unión".