Las duplas más llamativas

Las duplas más llamativas

Compartir

En la previa de los 500 KM de Olavarría, entre las 42 duplas que estarán presentes en el Hermanos Emiliozzi, hay algunos binomios que se destacan por su historia dentro de la categoría, o porque algunos pilotos invitados debutan en esta fecha especial.

Ernesto Bessone, Marcos y José Luis Di Palma, nombres que ilustraron la historia grande del Turismo Carretera dirán presente el próximo fin de semana después de años de ausencia en la categoría.

Omar Martínez, que no sabe si estará en Olavarría, tendrá como invitado al local Nicolás Pezzuchi, quien tiene experiencia en la categoría. Ya que corrió algunas carreras en el 2013 y salió Campeón del TC Pista Mouras y TC Mouras.

Hay dos duplas donde todo quedará en familia, Josito Di Palma tendrá como piloto invitado a su papá, Luis José Di Palma, que su última competencia fue en el 2009. También Nicolás Trosset, sobrino de Norberto Fontana, se subirá al Torino de su tío, “Niki”, compitió en la divisional en el 2015 con una Dodge del Trotta Racing y luego con un Torino del Maquin Parts.

El binomio más joven será el de Juan Martín Trucco con 29 años y Elio Craparo con 17, este último será el piloto más joven en debutar en la categoría. Ambos ya se conocen, comparten equipo en el TC Mouras, donde Craparo está 11° en el campeonato.

Los protagonistas de la pareja más longeva es la de Lionel Ugalde junto a Ernesto Bessone. El marplatense tiene 43 años y el Campeón de TC en el 2003 con 58. “Tito” ya sabe lo que es correr en competencias de largas duración ya que, participó en las dos horas de 1993 y 1995. Además, entre Ugalde y Bessone suman 365 carreras.

Otro binomio que ya se conoce, es el de Matías Rossi y Esteban Guerrieri, ambos son compañeros de equipo en el Súper TC 2000. Además, el piloto de Capital Federal corrió en la temporada 2012 con una Dodge del Oil Competición donde alternó buenas y malas.

Otra de las duplas que se llevará todas las miradas es la de Laureano Campanera y Marcos Di Palma. Los dos son ídolos de Chevrolet y por todo lo que genera el arrecifeño. El más chico de la dinastía, tiene 201 carreras en la más histórica y su última temporada fue en el 2009.

Por último, en estos 500 KM, habrá un tucumano entre los protagonistas, ya que Pablo Ortega se subirá al Ford de Emanuel Moriatis, el último piloto de esa provincia que se subió a un TC fue Násif Estéfano en 1973.

 

 

Compartir