Las "Joyitas" del WRC  también se pegan

Kalle Rovanpera y Marquito Bulacia son las "Joyitas" del WRC, ambos tienen 17 años y los dos se pegaron en el Rally de Argentina.

Marquito Bulacia es boliviano de Santa Cruz de la Sierra, hijo de Marco un experimentado piloto de dilatada trayectoria en su país y a nivel sudamericano. Marco padre también incursionó en el Dakar.

El joven Marquito con sólo 16 años debutó en Europa el año pasado y logró un podio en el Rally Nido de Águila.

Marquito fue segundo con un Ford Fiesta R5. Este año ya con 17 cumplidos debuó en WRC2 en el Rally de México logrando un cuarto puesto.

El fin de semana en Argentina se pegó en la PE9 contra un poste y se acabó la carrera. Tanto el joven boliviano como su navegante, el argentino Fernando Mussano, salieros ilesos.

Bulacia piña

 

Kalle Rovanpera es hijo de Harri, expiloto de WRC, finlandés nacido en Jyvaskyla. Aprendió a manejar a los ocho años y en un auto de Rally.

Comenzó a correr a los 15 años en Letonia y salió campeón en R2, luego fue campeón letón en la categoría Open en 2016 y 2017. Comenzó en Letonia porque se lo permitieron a pesar de su corta edad.

El año pasado debutó en WRC2 en Gales y en la siguienta carrera, Australia, logró la victoria. Antes tambén había tenido esporádicas apariciones en el certamen europeo e italiano.

En Argentina venía ganando y cuando el campeón reinante, Pontus Tidemand, comenzó a presionarlo se pegó a la salida de una ese veloz en una recta. Sólo un susto para Kalle y su navegante Jonne Halttunen.

Los aficionados del Rally registraron las secuencias de ambos accidentes, primero Bulacia y luego Rovanpera: