"Liberty quiere borrar mi historia en la F1"

"Liberty quiere borrar mi historia en la F1"

Compartir

"Yo no hubiera tomado la misma decisión que ellos", dijo Bernie Ecclestone, que recibió el apoyo de varios referentes de la F1 y una cena homenaje.

La era de Bernie Ecclestone en la Fórmula 1 ha pasado y los nuevos propietarios de Liberty Media, con Chase Carey, Ross Brawn y Sean Bratches a la cabeza parecen dispuestos a hacerlo olvidar, lo que no cayó bien entre varios referentes en de la categoría como Flavio Briatore, Niki Lauda y Stefan Johansson. 

Al respecto, Bernie expresó: “No puedo hacer nada. Incluso se le dijo al personal que no deben hablar conmigo. Quieren deshacerse de la era de Bernie. Siempre dicen lo mismo, probablemente piensen que me hace feliz pero no es así: ‘Ha hecho un gran trabajo pero tenemos que seguir adelante’, y quizás tengan razón”, comentó molesto el inglés.

"Probablemente yo no hubiera tomado la misma decisión que ellos. Les hubiera dicho que trabajaran conmigo durante un tiempo, que esperasen un año y luego viesen si funcionó o no", afirmó el empresario que recibió en los últimos días un homenaje de parte de Flavio Briatore en un restaurante al que asistieron entre otros el Príncipe Alberto de Mónaco, el Príncipe Salman de Bahrain, Luca Cordero di Montezemolo, Stefano Domenicali, Piero Ferrari, David Coulthard, Max Mosley, Toto Wolff, y Niki Lauda... "Fue un homenaje a la carrera de Bernie, que por cierto no ha sido tratado bien por los nuevos propietarios de la Fórmula 1. La gente olvida rápidamente lo que este hombre ha creado", aseguró Briatore en la cena en la que todos los comensales 'vestían' caretas con el rostro de Bernie.

"En todo caso, cada uno maneja las compañías de forma diferente y así es como operan las empresas estadounidenses. Que quede claro: ellos compraron el coche y querían conducirlo. Carey dijo que yo no había hecho un trabajo muy bueno en los últimos tres años. Yo pensaba que sí, logré ingresos de 1.500 millones por año, lo cual hizo que sus acciones valieran mucho más dinero, quizás si lo hubiera hecho peor, podrían haber comprado las acciones más baratas".

Ecclestone utilizaó la analogía de que la Fórmula 1 era un restaurante de lujo con la filosofía que se estuvo llevando hasta ahora y quizás se vuelva una hamburguesería con los cambios que vendrán: “Lo miro de una forma distinta a la de otra gente. Todo el mundo quiere ir a un restaurante donde no puedes conseguir un asiento. La filosofía de Liberty es más abierta. En la Fórmula 1 hemos estado llevando un restaurante de 5 estrellas, no una hamburguesería. Pero quizás ahora la cocina sea más accesible. Puede que incluso tenga mejor sabor”, comentó Ecclestone.

Compartir