Mitad de temporada: se perfilan los candidatos

Mitad de temporada: se perfilan los candidatos

Compartir

El Campeonato Argentino de TC2000 llegó a su ecuador el pasado fin de semana en La Plata, fecha que comenzó a sentenciar quienes son los aspirantes a la corona, y dejó algunas cosas más para analizar.

La paridad es grande, pero los sábados son casi exclusivos: en seis clasificaciones apenas hubo cuatro polemans. Emmanuel Cáceres (Honda Civic) y Augusto Scalbi (Renault Fluence) se reparten dos cada uno, mientras que Germán Sirvent (Peugeot 408) y Antonino García (Ford Focus) se llevaron las restantes.

Solo cuatro marcas lograron ser los mejores en clasificación, y no aparece Fiat, que la temporada pasada fue el gran dominador, ni Toyota, que debuta este año. Claro, hace dos fechas que el sistema cambió y cuando antes la Q3 le daba la chance a diez pilotos para ir en busca de la pole, ahora son solo cinco y con una sola oportunidad.

Tras once carreras (Uruguay tuvo una sola final) hubo nueve ganadores diferentes, y solo uno de ellos logró repetir victorias: Scalbi, que sin embargo necesitó de su último triunfo en la Carrera 2 para cerrar esta primera mitad de año en lo más alto del torneo.

El escolta es Antonino García solo ganó la primera de la temporada, pero es un asiduo concurrente al top five y esa regularidad es la que le permitió el domingo a la mañana, tras vencer en la Carrera 1, ser líder momentáneo del campeonato. Otra muestra de aquello es que su compañero Luciano Farroni, con la misma cantidad de triunfos, está tercero a solo siete unidades de su coequiper y a quince de Scalbi.

El lote de los cinco primeros lo cierran Gianfranco Collino y Cáceres. El reginense, subcampeón 2014, tiene una temporada con altibajos y no pudo ganar todavía pero si subirse al podio. La sumatoria le permite estar cuarto en el certamen a poco menos de 30 puntos, con lo que conserva intactas sus chances.

“Peluche” va en ascenso. Luego de un comienzo en el que las cosas parecían no salir marcó la pole en Buenos Aires y en Junín, donde además ganó la carrera 2, y fue protagonista de las últimas dos competencias, factores que le permitieron ser ahora el “quinto elemento” ubicado ahora a 36 puntos de Scalbi.

El enroque de pilotos no benefició a nadie. Cuando Matías Galetto al Riva Racing y Diego Azar pasó al Vitteli Competición eran primero y segundo en el campeonato, respectivamente. Ninguno había ganado, es cierto, pero luego de ese cambio ninguno de los dos volvió a sumar fuerte.

Por eso, la marcha de los cinco primeros ubicados en el certamen, sus aciertos y desaciertos, hoy los encarama como los que se apuntan para definir el título en la segunda mitad del año. El potencial de sus autos, y la regularidad sobre todo, los perfila como contendientes a una batalla que, sin embargo, no tiene un claro dominador porque con este acertado sistema de dos carreras, lastre y grilla invertida, nada parece resolverse hasta el final de la temporada.

Compartir