Nadie merecía este final

Nadie merecía este final

Compartir

Lo que pasó en La Plata con la definición del TC generó mucha polémica y dejó mucha tele para cortar. A la ACTC no le cayo para nada bien lo sucedido en pista.

No hay dudas que el TC  no merecía una definición como la que se vivió en el Mouras de La Plata. Las miles de personas, la categoría, el ambiente y todos aquellos que disfrutan del Turismo Carretera no esperaban lo que sucedió. Mariano Werner en su afán de querer lograr su objetivo cometió un grosero error sobre Matías Rossi y le quitó al piloto de Del viso la posibilidad de lograr su segundo título a muy pocos metros del final. Aprovechando la situación, para hacerlo hay que estar ahí, Guillermo Ortelli logró su séptimo título.

Finalizada la carrera todo fue un caos. Por un lado Rossi festejaba lo que pensaba que era suyo, por otro Guillermo Ortelli estaba por llegar al podio y le decían que esperara porque el campeonato podía ser suyo y por otro lado había corridas rumbo al comisariato deportivo por parte del equipo Donto para realizar denuncias y pegar el último manotazo. Los que no tenían dudas y festejaban eran los hinchas  de Chevrolet porque estaban seguros que el título era de ellos.

Dos horas y media después cuando el autódromo estaba vacío, la temperatura en la zona de boxes no bajaba y los ánimos tampoco. Las caras lo decían todo y mucho más en los rostros de los dirigentes.  A la comisión directiva de la ACTC no le gustó para nada lo que pasó en pista y hay probabilidades muy altas de que Werner reciba una fuerte sanción.

Lo de público conocimiento queda claro, en cierto punto,  que empañó los festejos lógicos de un título en la máxima categoría. La incertidumbre, las idas y vueltas, las denuncias y la hora y media que Rossi estuvo con los comisarios hicieron que el foco se centralice ahí y no en  el séptimo campeonato del Rey de Salto.

El campeonato 2016 ya es pasado y la definición quedará en la historia por lo sucedido entre Mariano Werrner y Matías  Rossi , por la gran polémica, por el caos que se vivió en el pos carrera y porque Guillermo Ortelli aprovechó un gran momento y se llevó una nueva estrella.

Compartir