PARA LA LLUVIA EL MEJOR PILOTO

PARA LA LLUVIA EL MEJOR PILOTO

Compartir

Matías Rossi ganó la tercera fecha del Turismo Carretera en el autódromo "Hnos. Emiliozzi" de la Ciudad de Olavarría, lo que significó su primera victoria con la marca Ford.

El triunfo tal vez llegó más rápido de lo esperado teniendo en cuenta el cambio radical de marca con el cual encaró esta nueva temporada, según el propio "Granadero", buscando nuevos desafíos y sin simpatía por una marca puntual.

Sus dichos, frontales y sin vueltas como siempre, le han generado más de algún cuestionamiento por parte de los hinchas, que no entienden que Matías corre para una sola marca, la suya.

Profesional como muchos, talentoso como pocos, Rossi demostró que es uno de los mejores pilotos del país, sino el mejor, e indudablemente como también lo pintan de sus rivales, un "distinto" arriba de un auto de carreras.

Ayer en Olavarría puso todas las cartas sobre la mesa y demostró sus condiciones bajo una lluvia que complicó y mucho. Poca visibilidad, pista resbaladiza y el fantasma de una tragedia rondando otra vez por los aires.

Rossi se concentró, corrió con inteligencia y supo esperar cada momento para hacer la maniobra justa que le permita avanzar. Decirlo así parece fácil pero como venía la mano y como estaba la pista, verlo conducir al "Misil" fue un deleite.

Con este triunfo totaliza 67 triunfos en el automovilismo a nivel nacional: 28 TC2000/ STC2000, 23 en TC, 8 FSR, 5 en TN y 3 en Top Race, ubicándolo entre los más ganadores del deporte motor argentino.

Con estas palabras no estoy descubriendo nada. Rossi es sin duda,s en estos tiempos, el máximo referente. En lo que corre anda y bien. Reapareció en Top Race y demostró su potencial. Corrió en el STC2000 y fue protagonista. En la tercera carrera con el Ford ya ganó. Todo dicho.

Hay muchas razones para que Matías Rossi se vaya posicionando como el número 1, disputando este honor con Agustín Canapino, otro que gana en todo lo que corre siendo siempre protagonista.

En un automovilismo donde ya pocas cosas sorprenden o causan admiración, ver a este tipo de pilotos que demuestran su talento bajo cualquier condición, con cualquier tipo de autos, potencia y categoría, se disfruta. Nos hace acordar a esas épocas donde los volantes eran los verdaderos protagonistas del espectáculo.

Compartir