¿Por qué ganó Rossi?

¿Por qué ganó Rossi?

Compartir

Matías Rossi ganó una carrera embarullada desde el arranque del fin de semana en Olavarría. Es que con el TC siempre hay que estar preparado para las sorpressas de las buenas y de las otras. En el caso de la carrera final un agregado que apareció ​sin pedir mucho premiso fue la lluvia y las complicaciones lógicas que el piso mojado tiene en una competencia especial con cambio obligatorio de dos gomas en boxes. Con el prematuro accidente de Santiago Mangoni y Mathías Nolesi la competencia tuvo un golpe de escena desde el principio con muchas vueltas de neutralización y fue el Pace Car el que terminó definiendo la carrera. Con esta primera victoria de Rossi con un Ford y con una escena tan cambiante desde el principio hasta el final hay algunas explicaciones sobre el triunfo del piloto del equipo Donto en la accidentada fecha de Olavarría.

Rossi ganó porque fue inteligente en el momento de ingresar a los boxes para cambiar de manera obligada los dos neumáticos de la derecha de su Ford. Recibió órdenes precisas y con una estrategia perfecta terminó festejando su primer triunfo con su nueva marca.

¿Qué es una estrategia perfecta?, es la conjunción entre lo que se determina desde el box y la precepción del piloto, quien tiene ya varias carreras de experiencia en este tipo de competencias. No siempre el piloto es decisivo en las determinaciones y en muchos casos en Olavarría hubo errpres en los equipos (sin ir mas lejos con el ingreso de su compañero Juan Ebarlin, por ejemplo que entró en la vuelta equivocada).

Rossi ganó porque cuenta con un auto que en el momento de correr termina en los mejores lugares sea o no el auto a vencer. Esta es una característica muy propia de Rossi, que no siempre logra tener el mejor auto del fin de semana pero termina ganando. Hace uso práctico y efectivo de lo que tiene para atacar y defender porque piensa las carreras y saca provecho de todo.

Rossi ganó porque Olavarría le cae bien y no ha sentido en absoluto el cambio de manejar un Chevrolet a manejar un Ford en el TC. Ganó con la misma solvencia.

Tiene la lucidez y el planteo estratégico que la han permitido ganar carreras especiales en el dificil TC como la del sorteo de la grilla o los 500 kilómetros. Carreras así no se ganan de casualidad, se ganan por la suma de factores entre los que es decisivo el piloto su peso específico en el equipo.

Rossi ganó porque en este tipo de carreras hay un componente fortuito que ha jugado a favor de algunos y en contra de otros y ha sido el ingreso del Pace Car. Se sabe que con una pista mojada y difícil, con varios accidentes, es muy probable que ingrese vafrias veces el Pace y Car y que eso cambie todo, por eso lo mejor era entrar cuanto antes y sacarse la obligacion de los boxes de encima. Así lo hizo, como otros lo hicieron, y asi les sirvio en el resultado final.

Estas carreras se ganan en los boxes y el equipo de Rossi lo demostro y estuvo a la altura de las exigencias una vez más.

Y también hay que decirlo, Rossi ganó no solamente por virtudes propias sino también por errores ajenos. Muchos rivales fuertes no pudieron con la lluvia, con el Pace Car, con la pista, o con el trámite de la carrera. Rossi hizo las cosas bien, entró cuando debía entrar, el auto le anduvo de maravillas, no tuvo problemas con el limpiaparabisas, ni se le empañó, ni se confundió, ni se despistó peleando la punta. Aprovechó los errores de los demás y fue inteligente con el auto que tenía.

Hoy esa virtud propia y del equipo, hacen la diferencia . Por eso Rossi sigue de festejos y de podio en podio. En TC o en el resto de las categorías en las que compite hace la diferencia. Porque para ser bueno hay que serlo tanto con el mejor auto como en las peores coircunstancias.

Compartir