¿Por qué lo echaron a Eric Bouiller de McLaren?

A pocas horas del Gran Premio británico, Zak Brown CEO de McLaren intenta salir del agobio por los malos resultados cortando cabezas. Primero fue Timo Goss y ahora Bouiller.

McLaren va cada vez peor en la Fórmula 1. Agobiado por las presiones y falta de resultados su máximo director emprendió otra reorganización para levantar el nivel. Eric Boullier se ha tenido que ir de la escuadra de Woking tras presentar su dimisión y la escudería ha simplificado su estructura directiva, colocando al brasileño Gil de Ferrán como nuevo director deportivo del equipo de F1. La pregunta inicial es, ¿a Bouiller lo echaron o se fue solo?

Esta vez la reorganización va más allá del jefe de chasis, Timo Goss, que se vio obligado a dejar el cargo en abril. Ahora toca a la cúpula directiva y el desorden que se vive en McLaren le ha costado la cabeza al francés Eric Bouiller, que estos últimos años fue la cabeza visible del equipo. Boullier se incorporó como jefe de competición de McLaren a finales de enero de 2014, bajo el mandato de Ron Dennis, tras su periplo por Renault y Lotus desde 2010. Cuando estuvo en Renault siempre se mantuvo en constante relación con José María López en su etapa de la Fórmula 3000 y en el equipo DAMS, como también en su trabajo como piloto tester de Fórmula 1.

Esta 'movida' se estaba cocinando desde hace meses por los fracasos técnicos conseguidos estos cuatro últimos años, uno tras otro, y sobre todo después de confirmar que el motor no ha sido el principal o el único problema en estos cuatro últimos años. Y todo este desparramo, a pocas horas del inicio del Gran Premio en que son netamente locales.

El jefe Zak Brown CEO de competición del Grupo McLaren ha justificado y explicado todos los detalles del procedimiento de reestructuración técnica de la cabeza visible del proyecto, y ahora ha reconocido que para él no ha sido una sorpresa recibir la dimisión del francés.

"Obviamente hemos tenido mucha presión y no hemos rendido durante mucho tiempo, así que Eric y yo hablamos mucho sobre cómo podíamos mejorar McLaren, de la mejor forma de hacerlo. Definitivamente quiere lo mejor para McLaren, como todos, así que cuando tomó su decisión no fue una sorpresa", ha comentado en declaraciones para el portal web estadounidense Motorsport.com.

"Eric ama McLaren y pensó que la mejor forma de que el equipo progresara fue que diera un paso hacia atrás, lo hablamos ayer por la noche y finalmente lo aceptamos, le deseamos lo mejor y que acabe en el camino de la victoria en cualquier otro lado", ha añadido Brown para finalizar, tal como hace un presidente de un club de fútbol cuando echa a su director técnico por acumulaciòn de derrotas.
Con la reestructuración técnica y directiva, el equipo buscará cambiar sus hábitos de trabajo para así intentar obtener mejores resultados en pista, y ése es el problema que ha originado la crisis de resultados e interna en McLaren en la óptica del jefe máximo.

"La razón por la que el auto McLaren no rinde en pista es porque no rendimos como equipo. Veo que somos demasiado lentos en reaccionar, creo que necesitamos simplificar cosas con la organización nueva, ser más rápidos y eso no es culpa de ningún individuo, creo que tenemos a gente genial aquí, lo sé es la forma de trabajar lo que necesitamos cambiar". Entonces, ¿por qué echó a Bouiller si no es culpa de nadie en especial?

 EL POR QUÉ DE LA DECISIÓN

Antes del GP de Gran Bretaña, Brown explicó a un reducido grupo de medios la razón del inicio de una reestructuración que empezó por Tim Goss y ahora ha seguido por Eric Boullier, quien se la veía venir. Y no es otra que el pobre rendimiento ofrecido en pista, pero además apuntar a cabezas visibles.

"Nuestros resultados este año han demostrado los grandes problemas de rendimiento. Estamos rindiendo por debajo de nuestro nivel, de nuestra historia. Hemos tomado medidas para reconstruir McLaren y volver a ganar. Se lo debemos al equipo", ha citado Brown.

"Es una situación completamente inaceptable y muy dolorosa para los integrantes de McLaren. Lo que no haremos será rendirnos", ha añadido Brown, agobiado por los malos resultados y buscando un "chivo expiatorio". Y agregó :"el equipo necesita un período de estabilidad para reconstruir desde los cimientos. La situación no se creado de la noche a la mañana así que no se solucionará de la noche a la mañana. Hoy damos nuestro primer paso para regresar a nuestra época victoriosa", ha asegurado Brown.

ESTRUCTURA 'SIMPLIFICADA'

McLaren ha diseñado ahora una estructura "simplificada", en la que Simon Roberts, COO de McLaren Racing, supervisará la producción, la logística y todos los temas de ingeniería. Andrea Stella, por su parte, será el director de Rendimiento, responsable de las operaciones en pista, y Gil de Ferrán se integrará como nuevo director deportivo para maximizar la efectividad de la escudería. 

Andrea Stella, que llegó a McLaren como Alonso en 2015 procedente de Ferrari, donde era el ingeniero de su auto, y Gill de Ferrán, al que Alonso conoció el año pasado en Indianápolis, en la que le ejerció de asesor, son dos hombres de la máxima confianza del asturiano y su ascensión dentro de McLaren se entiende como una medida de Brown para tratar de convencerlo al español para que siga otro año.

Esta renuncia llegó apenas dos semanas después de que el propio Eric Bouiller asegurase que no iba a dimitir. Cada lector sacará sus conclusiones...