¿Por qué se rompieron los neumáticos en Alta Gracia?

En Alta Gracia el neumático fue un factor determinante en la carrera de Top Race. Los motivos de algunas roturas en esta nota.

La rotura de algunos neumáticos en la competencia final de Top Race disputada ayer en Alta Gracia fue determinante para el resultado final de la carrera. Una carrera que hipotéticamente la definía la estrategia en la carga de combustible,  terminó resolviéndose con otra variante: La puesta a punto de los autos.

  • Te puede interesar: Un podio especial de Top Race en Alta Gracia
  • Durante el desarrollo de la carrera y cuando ingresaba en la etapa de definición, luego de haberse ejecutado un gran porcentaje de la misma y además la recarga de combustible,  los neumáticos de los autos, en ese momento referentes, comenzaron a deteriorarse por inconvenientes de temperatura. Risatti, Ciantini, Ponce de León, Rodríguez y Diego Azar entre otros,  fueron los que pasaron por boxes a resolver ese inesperado y determinante problema.

    Osvaldo Beccan es Gerente Motorsport de Dunlop en Argentina, empresa proveedora de neumáticos en la categoría dijo consultado sobre el tema: “Por lo que analizamos hasta el momento,  lo que detectamos fueron varias ampollas en la parte interna de la cubierta delantera izquierda. En la puesta a punto de los autos la comba jugó en contra. Ante esta elección de configuración el neumático en algunos casos ha superado los rangos habituales de temperatura y se deterioró”.

    Neumáticos Top Race

    Además sobre los factores incidentes dijo: “Dos cosas. La puesta a punto y el manejo. No quiero decir que en alguno de los episodios en Alta Gracia precisamente pero, de acuerdo a nuestra estadística la puesta a punto y un manejo agresivo son los factores que tienen mayor incidencia en la temperatura de los neumáticos.

    Los autos que sufrieron inconvenientes fueron precisamente los que más rápido venían en carrera. Entonces,  una puesta a punto para andar rápido a veces pasa este tipo de facturas.

    La temperatura ideal de trabajo es de 90 grados pero,  a veces hemos medido temperaturas muy superiores y no hubo inconvenientes. Acá fue muy sectorizado el sector de la temperatura y por eso estaría convencido que fue un problema de puesta a punto y manejo agresivo lo sucedido”.