Que larguen desde atrás por reglamento y tendremos siempre show

Un poco de humor e ironía después de lo que se vió en Potrero de los Funes con la apilada de Agustín Canapino y Matías Rossi. Va con onda...

Poniéndole un poco de humor e ironía al lunes, la historia debería ser más o menos así. Y antes que alguno lo tome en serio, aclaro desde el vamos que les voy a contar en esta nota un delirio que se me ocurrió durante el interminable viaje de regreso desde San Luis ayer por la tarde. Desde la próxima carrera las autoridades deberían determinan por unanimidad y por reglamento que Agustín Canapino largará desde atrás, no necesariamente en la última fila, todas las finales que dispute hasta fin de año. 

En sus considerandos la reglamentación debería decir que "se aplicará en función de la mejora del espectáculo, últimamente tan decaído en el automovilismo, ya que está plenamente comprobado que este piloto (y algunos otros de su mismo nivel) largando desde las últimas posiciones genera un show único". Logra que la gente se pegue a la pantalla, que no deje de mirar las carreras, que el espectáculo mejore y que sus rivales se tengan que esmerar en tapar huecos por todos lados para no ser superados. 

Con este reglamento y viendo lo de ayer se termina el verso. Que la succión, que las alas, que las turbulencias, que el aire caliente, que las gomas, que la potencia, que la tracción, todos argumentos reales por supuesto pero que quedaron desvanecidos ante cada maniobra vista ayer por los pilotos del Corolla y del Cruze en la Final del Súper TC 2000.

Si no, que alguien explique cómo hicieron estos muchachos Canapino y Matías Rossi para semejante apilada en uno de los circuitos mas difíciles que hay en el país. Lo mismo vale para el carrerón del Fluence de Matías Milla, pero en su caso fue "capeando el temporal"...  Entonces tendríamos carreras con espectáculo al menos garantizado con fuerza de reglamento. 

Los de la punta si quieren pueden pelearse y pasarse eso no está en discusión. Pero por obligación Canapino deberá hacerlo desde las posiciones mas difíciles.

¡Ojo!, esto también debería ser para los Rossi, Ardusso, Spataro, Pernia, Werner, Girolami aunque éstos siempre y cuando tengan un auto bastante mejor del que tuvieron en la última fecha. De lo contrario lo veo difícil.

De esta manera también se lograría que los que siempre están en los primeros lugares desaparezcan de las primeras filas y esos sitios quedaran reservados para quienes deban lucirse. Y ahí sí ver cómo se las arreglan. Así tendrán mas brillo los Milla, Moggia, Santero y por los Llaver de cada fecha... 

Porque pensándolo bien, con tantos cambios que hemos visto en estos años en los reglamentos deportivos y formatos de campeonatos, lo más efectivo sigue siendo que los rápidos y furiosos larguen desde atrás. O al menos juntos.

Y se terminarán las excusas para que el sobrepaso lo hagan mil veces por carrera, y si se chocan o los chocan, mala suerte y a esperar la próxima.

Después de Mendoza y Potrero de los Funes con lo que hizo Canapino en las dos Finales y Rossi y Milla aguantando no me quedan dudas de aplicar este decreto (medio delirante) para las que vienen. 

¿No les parece?