Se mira y no se toca

Algunos pilotos del TRV6 no solo se preocupan por andar rápido sino también por su casco. Lo limpian, lo lustran y hasta le ponen perfume, eso sí, algunos.