Sébastien Ogier regresa a Citroën en 2019

Se confirmó esta mañana el regreso de Sébastien Ogier a Citroên en el WRC.

La gran incógnita se reveló, Sébastien Ogier y Julien Ingrassia regresan a Citroën. Así lo confirmó oficialmente el equipo Citroën Racing tras varios meses de incertidumbre y rumores.

El múltiple campeón del mundo tendrá el desafío de ser campeón mundial de Rally con tres marcas distintas.

Ogier vuelve al equipo de Versailles, con el que pasó los primeros días de su carrera en el WRC, tras dos años en M-Sport Ford y un exitosísimo paso por VW.

Ogier dejó claro el mes pasado que firmaría un contrato final en el WRC antes de terminar su carrera en un campeonato que ha dominado en las últimas temporadas, pero no hay confirmación de cuánto tiempo será su contacto.

Cinco títulos mundiales consecutivos con Volkswagen Motorsport y M-Sport Ford lo convertieron en el segundo piloto más exitoso del WRC después de su ex compañero de equipo Sébastien Loeb.

Ogier comentó que un factor clave detrás de su cambio fue el deseo de ganar el campeonato con un tercer equipo, algo que sólo Juha Kankkunen ha logrado.

"Ha habido varios factores que han influido en mi decisión. Me gusta mucho la idea de volver a trabajar con gente con la que las cosas salieron bastante bien hace unos años y también me entusiasma la oportunidad de intentar conseguir el reto de ser campeón del mundo con un tercer fabricante diferente", dijo Ogier.

Ogier vado

Confía en el C3

"Estoy convencido de que el coche tiene un gran potencial y tengo una gran fe en la gente de Satory.

Estoy muy entusiasmado con la perspectiva de afrontar este nuevo reto con Citroën. De hecho, no puedo esperar, sobre todo porque no he olvidado que este es el equipo que me dio por primera vez la oportunidad de competir en el campeonato mundial".

Ogier ganó el título mundial junior con Citroën en 2008, antes de hacer su primera aparición en la máxima categoría a finales de esa misma temporada.

Corrió para Citroën en 2009 y 2010,  consiguió su primera victoria en el WRC en Portugal. Fue ascendido a la cima del equipo en la segunda mitad de 2010, pero se marchó después de la temporada 2011 debido a la creciente tensión entre él, Loeb y la dirección deportiva en cuanto a las órdenes del equipo.

Con este tuit Citroën Racing anunció la llegada de Ogier: