¿Seguirá Kris Meeke en Citroën?

Ayer se anunció que Kris Meeke fue despedido por Citroën, pero en realidad fue dejado "stand by" hasta fin de año.

Kris Meeke arriba de un auto de Rally fue siempre fiel al espejó en que siempre se miró, Colin McRae.

Agresivo, luchador y ante la duda la consigna es "acelerar siempre".

Obviamente esto le trajo sinsabores que ayer hicieron eclosión con el comunicado de Citroën Racing "“Debido a un número excesivamente alto de accidentes, algunos de los cuales particularmente fuertes y que podrían haber tenido graves consecuencias con respecto a la seguridad del equipo, y dado que los riesgos involucrados no estaban justificados por los resultados deportivos en juego, el Citroën Racing WRT ha decidido dar por terminada la participación de Kris Meeke y Paul Nagle en el WRC 2018”.

meeke pumba

El comunicado dice prescindir de los servicios durante 2018 y el norirlandés tiene contrato con los franceses hasta 2019 inclusive.

¿Será por una cuestión legal que no lo despiden directamente o será otro tirón de orejas, esta vez muy grande?. Recordemos que el año pasado Meeke no corrió en Polonia por decisión del equipo luego de varios accidentes.

Los más resonantes de 2017 fueron lod del Rally de Argentina, primero dejó mal trecho al Citroën C3 WRC y luego de muchas horas de trabajo de los mecánicos el auto quedó impecable y Kris lo volcó dejándolo prácticamente destrozado.

El británico y su copiloto Paul Nagle se quedarán, aparentemente, sin competir en el resto del año con el coche que ellos mismos se esforzaron tanto en desarrollar desde la primera fase de prototipo hace ya más de 24 meses.

Meeke el año pasado ganó dos veces con el nuevo modelo WRC de Citroën y desde 2013 es el único piloto que ganó con Citroën, tiene cinco victorias hasta la fecha.

Esta baja de Meeke puede favorecer a Mads Ostberg para que regrese definitivamente a la marca francesa. El noruego corrió con el tercer auto en Portugal.

Loeb no está interesado en volver ya que tiene su tiempo ocupado en el Rallycross.

Esta fue su última piña, en Portugal el fin de semana pasado: