Top Race: lo bueno y lo malo

Top Race: lo bueno y lo malo

Compartir

La temporada de Top Race tuvo un final electrizante. La Etapa de definiciones fue tomando calor y se mantuvo hasta el rojo vivo de aquella inolvidable última vuelta en Salta con Agustín Canapino y Mariano Altuna corriendo por el campeonato. Fue un año con matices, en el que se encontraron muchos costados positivos y otros por mejorar. En este resumen se intenta un balance de aquellas situaciones que merecieron destacarse y las que no. Te lo contamos:

Lo bueno:

-El formato de definición: criticado en 2015 ahora funcionó con los dos máximos ganadores de la temporada. Agustín Canapino y Mariano Altuna fueron los grandes protagonistas en la carrera por el título 2016.

-El sistema de carreras se consolidó con las de de larga duración, aunque con el cambio de compuesto de los neumáticos y una menor duración, las finales se hicieron más previsibles.

-El cambio del compuesto del neumático co puesto blando por uno de mayor dureza fue una gran incògnita en medio de la temporada, pero al final no fue traumático para la mayoría de los pilotos y equipos. 

-Las fechas con dos carreras tuvo en la segunda Final casi siempre grandes espectáculos ayudado por la  grilla invertida de los proimeros diez clasificados en la carrera anterior. Si bien se prestó para especulaciones, le agregó ingredientes al domingo.

-Recuperar el autódromo de Salta fue un gran acierto de la categorìa. El trazado salteño lució impecable para la fecha del Coronación. Si bien el escenario todavìa necesita mejoras se presentó de muy buena manera y es una plaza muy fuerte que ha sido recuperada para los calendarios.

-Correr dos veces en Termas de Rìo Hondo fue un acierto más allá de que sea un trazado con poca convocatoria. Luce mucho la categorìa en el mejor autódromo de Argentina. También sumó el intento por recuperar el histórico autódromo de 9 de Julio aunque pareció necesitar muchas mejoras para una nueva visita.

-El anuncio del regreso de Matías Rossi a la categoríaa junto con Gabriel Ponce de León en la estructura oficial Toyota Gazoo Argentina abre enormes expectativas para el año que se viene en Top Race.

 

Lo malo:

-La polémica en la definición entre Altuna y Canapino que no le quitó brillo al campeonato ni a sus protagonistas pero el hecho de tener que esperar una decisión de las autoridades por la maniobra final de Altuna le quitó sabor a la consagración. 

-Las carreras de larga duración quedaron desvirtuadas en cuanto a la incertidumbre por la durabilidad del neumático blando cuando el compuesto se cambió. Y además porque empezó a ser innecesaria la recarga de combustible en las competencias largas.

-Buenos Aires: siempre es una pena no haber concretado una participaciòn en el autòdromo de Buenos Aires como era intención de principio de año para la categorìa. 

-El cambio del compuesto del neumático si bien no fue un traumático en algunos casos complicó el desarrollo del campeonato como pasó por ejemplo con Franco Girolami y su Lancer del equipo GF.

-La ausencia, aunque prevista, de Néstor Girolami, quien no pudo participar de la Etapa Final por tener que correr en Brasil. Una pena la superposición de fechas ya que 'Bebu' hubiera dado lucha con Canapino, Altuna, y Azar.

Compartir