Toyota restauró su auto de carrera más antiguo

El Toyota Sports 800 fue reconstruido a nuevo es el modelo de competición más añejo que posee la marca japonesa.

Toyota comunicó en los últimos días que después de mucho trabajo lograron restaurar uno de sus modelos de competición más antiguos, un Toyota Sports 800 del año 1965.

El Sports 800, con el dorsal número 3, fue descubierto en un garaje y fue construido a nuevo por los especialistas de Toyota Gazoo Racing, que lo decoraron con los mismos colores de los vehículos de competición de la marca: el Yaris WRC y el TS050 HYBRID LMP1.

LEER MÁS: En Le Mans debutará el nuevo BMW Serie 8

Toyota construyó este modelo desde el 65 hasta el 69, bajo la atenta mirada de su creador Tatsuo Hasegawa. Este importante ingeniero llevó a cabo varios avances en el punto de vista aerodinámico y además tuvo el privilegio de estar como responsable de varios desarrollos importantes tal como el Corolla.

Toyota restauró su modelo de competición más antiguo

Este Toyota Sports 800 cuenta con un motor de apenas 790 cc. y la potencia de 46 CV. A pesar de no tener un potente motor, su punto fuerte estaba en el peso y en un sector aerodinámico destacado chiquito, ya que pesa 580 Kilos por su carrocería de aluminio.

Con sus características le planteó pelea a modelos como el Honda S600, el Nissan Skyline GT o al Lotus Elan en los 500 Kilómetros de Suzuka en 1966, donde llegó en segunda posición con el llamativo dato que fue el único vehículo que no tuvo que parar en boxes para recargar combustible.

Toyota restauró su modelo de competición más antiguo

LEER MÁS: Un Ford Sierra que supera los 3 millones de pesos

Este Toyota Sports 800 seguramente  esté en exposiciones y en museos, mientras tanto gira en toda su gloria reluciendo el esquema de pintura actual del Toyota Gazoo Racing.