Traverso puso a "Pechito" en la balanza

Traverso puso a "Pechito" en la balanza

Compartir

Juan María Traverso brilló en su paso por Sigue Girando en TyC Sports. Como cierre de los recuerdos del décimo aniversario de su retiro, 'El Flaco' expuso un festival de anécdotas y frases como armar para un libro, con su particular visión de lo que significa el automovilismo deportivo, sus códigos, sus referencias, sus manuales y hasta de su ética deportiva. En contraposición con el automovilismo técnico, autorreferencial y comercial de la actualidad Traverso repasó momentos cúlmines de su vida como piloto y casi siempre cerró sus anécdotas con una idea final. Porque más allá de los insultos y puteadas históricas, el mensaje siempre tiene un fondo. Y a medida que pasan los años parecieran tener perfil de enseñanzas.

"No entiendo cómo sus rivales se ponen contentos con que les haya ganado el Gurí Martínez" quien con casi 50 años venció en Paraná con el Falcon del TC. "Eso es inadmisible. Que me alegre a mí, bueno, ya estoy retirado, pero que los rivales se alegren no lo entiendo" resolvió Traverso en su mirada de lo que son estos tiempos en el automovilismo doméstico. 'El Flaco' quizá ignora que muchos pilotos de quienes hoy se habla en las pistas, en sus inicios se alegraban de verlo ganar a él, pero no lo decían. Ahora hay cámaras, micrófonos, celulares, redes sociales y drones que ponen en el aire o en la nube, todo cuanto pasa por boca y acción de los protagonistas.

Son épocas diferentes. Pero quizá la frase más colorida que tuvo, entre tantas, tuvo que ver con quien es en la actualidad un 'fuera de serie' como Traverso: José María López. Cuando tuvo que referenciar al cordobés, múltiple campeón en Argentina y Campeón Mundial FIA vigente en autos de Turismo, 'El Flaco' dijo que "como piloto no está en discusión". Y agregó: "lo que destaco de 'Pechito' es que es el único piloto argentino de la historia que corriendo en Europa le abrió las puertas a otros pilotos. Y hablo de la historia, por lo que incluyo también a Fangio (Juan Manuel)".

No es momento de entrar en la discusión bizantina de si fue éste o aquél, el piloto argentino más generoso. Pero si repasamos el anecdotario de Traverso en sus programas, frases, anédcotas y reflexiones, siempre hay una marcada nostalgia con recuerdos de peso, de épocas inolvidables y que ya no se vivirán. El miedo, la adrenalina, los Grande Premios, las noches del sábado, la tierra, los circuitos, los autos únicos, y tanta historia irrepetible. Pareciera que la balanza siempre termina inclinándose por un pasado mejor, con aquello de que 'todo tiempo pasado fue mejor'. Pero Traverso saltó esa tendencia. Puso a López como ejemplo histórico. Y lópez es actual, corre hoy, pelea las carreas cada domingo en cualquier circuito del mundo, es contemporáneo. En una era en la que el egoísmo profesional, las individualidades, la lucha de egos agrandada con el protagonismo de ingenieros, directores y sponsors en un equipo de carreras muchas veces minimiza al piloto, y lo deja como simple manejador de un auto a radio control, Traverso reivindicó a la generación actual. No lo hizo no solamente por sus cualidades de manejo y conducción, sino por la generosidad. Pechito López abrió puertas, y esa actitud reconodida por Traverso nos deja una enseñanza: también en el tiempo de hoy, hay gestos y valores que merecen destacarse.  

Los recuerdos permanecerán imborrables de aquel automovilismo de guapos y héroes, con autos inolvidables y carreras irrepetibles. Pero por suerte hoy también hay pilotos con valores que Traverso eligió destacar. 

Compartir