TRAVERSO Y EL TORO FANTASMA

TRAVERSO Y EL TORO FANTASMA

Compartir

Hoy estamos recreando una nota que escrbí en setiembre de 2009. y tiene que que ver con uno de los autos que manejo el "Gran" Juan María Traverso, pena que duró tan solo un ratito.


El automovilismo argentino es riquísimo, por la pasión que le ponen los protagonistas, pero también por la infinidad de situaciones, que con el paso del tiempo, van quedando en el recuerdo. Algunas son inolvidables y otras pasan desapercibidas.

Es el caso de la aparición en 1989 del Torino 'Fantasma'.

Cuenta la leyenda que ese año se conmemoraban los 20 años de la misión argentina a Nürburgring. Aquella epopeya histórica, comandada por Juan Manuel Fangio y Oreste Berta, merecía un homenaje.

El producto argentino fue el vehículo que más vueltas dio al mítico trazado alemán, sin embargo la victoria no llegó por las penalizaciones especiales que tenía aquella competencia de 84 horas. Entonces Renault Argentina quiso apoyar a un Torino en el Turismo Carretera. La fecha coincidía con una competencia del TC en el autódromo de Buenos Aires, y por ende la ACTC también les rindió homenaje, invitando a la mayoría de los pilotos que integraron la delegación. 

También, aquel 27 de febrero tuvo algo muy especial. El por entonces Presidente de la Nación, Carlos Saúl Menem, se dió el gran gusto de manejar el Dodge de Tony Aventín, dando un par de vueltas al trazado n° 12 un rato antes de disputarse la final.

Volviendo al tema Torino, Renault puso el dinero y personal, para acelerar el proceso de armado, con la condición de que el auto lo corra el máximo representante que tenía la casa francesa en competición en nuestro país, nada más ni nada menos que Juan María Traverso, que no se subía a un TC desde 1983, año en que había compartido el equipo Ford West de los Hnos. Aventín y que le permitió pelear el campeonato con el recordado 'Toro' Mouras, algo que se fue desdibujando con el correr de la temporada donde el equipo se fue cayendo y por un entredicho entre el Flaco y Herceg, por lo que el de Ramallo terminó bajando su rendimiento.

El auto que más cerca estaba de armarse era un auto propiedad de Alberto Clerc, concesionario de la marca en Miramar. Ese auto fue construido, en Mar del Plata, por Astul Soprana, reconocido constructor de cafeteras para Mar y Sierras, TC del Oeste, Bonaerense, etc, que se había asociado con el 'Fino' Adamoli, preparador exitoso en los comienzos de los ochenta con Tony (Campeón) y Oscar (Subcampeón) Aventín.

El auto se terminó el viernes 25 de agosto contra reloj. Giró casi en penumbras en Balcarce para corroborar que todo estuviera en su lugar con Angel Guerra al volante.

Según se comentó el Torino gris, con el motor de block cortado, funcionó mejor de lo esperado registrando un tiempo escalofriante. Al día siguiente viajó para el 'Oscar y Juan Gálvez' y salió a pista directamente a clasificar.

El 'flaco' Traverso era acompañado por la esposa de Clerc, pero el auto 'fantasma' solo dio 2 vueltas al aflojarsde la polea de la bomba de aceite. Luego de un intenso trabajo el papa de Rex, Serafín Adamoli, trabajó hasta la madrugada para dejarlo nuevamente en condiciones. Pero el domingo cuando el oriundo de Ramallo iba para la largada un cojinete le jugó una mala pasada y allí terminó la historia para siempre. Traverso no corrió en Bs. As. y tampoco lo haría más adelante.

El auto con el motor reparado a cero fue anotado para correr una competencia después en el 'Juan Manuel Fangio' de Balcarce. Pero esa vez el que no llegó fue Traverso afectado por un cólico renal. Aunque algunos les parecerá que el flaco no quiso correr porque el auto era muy frágil les cuento que son mal pensados, ya que según comentaron, algunos rivales, el Torino gris tenía un potencial enorme y doblaba de manera extraordinaria en en curvón Salotto.

Esa fue la historia del 'Torino Fantasma', apareció en el TC para girar tan solo un par de vueltas. El auto se vendió para un zonal y el motor estaba en Tucumán y la historia del flaco ya la conoce todo el mundo, aunque se lo ve por algún lado en marcha por estos tiempos y hasta no hace mucho estaba en venta.

Foto: Historia del TC

Compartir