“Un 95%  de lo que hace un piloto tiene que ver con su mente”

Marcelo Itkin es el entrenador mental del equipo Peugeot, su experiencia le permite asegurar que el 95% de lo que hace un piloto tiene que ver con su mente.

Con la llegada de Enrique Scalabroni al equipo DTA como Diseñador Conceptual también, modernas técnicas se han aplicado en el grupo de trabajo. Además,  han incorporado a Marcelo Itkin, un entrenador mental para trabajar con casi todos los pilotos del equipo,  Néstor Girolami dispone del suyo. El trabajo del prestigioso profesional está focalizado en obtener un incremento significativo de la capacidad y rendimiento neuro sensorial de los pilotos, reforzando la concentración del estado mental general,  colaborando para que los mismos encuentren herramientas y  controlar sus estados emocionales. Su trabajo está basado en que puedan focalizarse en aspectos positivos de su rendimiento.

  • Leer más: Chapur y la negativa de la ACTC: "En algún momento capaz aflojan"
  • “Yo tengo la posibilidad de llegar al equipo Peugeot gracias a un consejo de Enrique Scalabroni. Enrique es mi amigo  y además,  también de un colega de España que es Orlando Ríos. A través de él, empezamos a tomar contacto con Ulises Armellini y hace más de un año que estamos en este proceso con los pilotos". Comenta sobre su llegada al automovilismo Itkin. Está seguro de su labor profesional y asegura  “Todo pasa por la cabeza, hay cosas que el piloto sabe que no dependen de él. El motor, el clima, las actitudes de otros pilotos. Estas cuestiones en el momento preciso de la carrera no dependen de él. El piloto debe poner el ciento por ciento de lo que sí depende de él,  sino crea ansiedad".Itkin

    Su labor profesional es ordenada en base a una serie de pautas que permiten obtener el máximo rendimiento de los pilotos, con respecto a este tema comenta: “El trabajo básico es facilitar a los pilotos que puedan aplicar todas sus habilidades en el momento adecuado. Es  decir,  trabajar sobre sus emociones, sobre los puntos en los que ellos pueden hacer diferencias mentalmente. Un 95 ciento de lo que un piloto hace en pista tiene que ver con su mente, el resto son en la mayoría de los casos, procesos automatizados. Con mi trabajo hago hincapié en eso. Yo facilito que ellos puedan utilizar sus herramientas y le doy pautas. Ha sucedido con pilotos,  que han tenido inconvenientes en pista y se puede trabajar con otros métodos para tener otra percepción de lo que sucedió y que puedan,  hacer un reingreso a pista o una nueva vuelta de mejor forma".

    Su encuentro fue en Rafaela, la última pregunta es obligada y tiene que ver con que si es lo mismo trabajar con un piloto para ese circuito,  que en otro convencional, su respuesta fue contundente: “No, Rafaela es distinto. Es un trazado donde es básico trabajar en la velocidad y el enfoque".