Un campeón del mundo durísimo con Sebastian Vettel

El campeón del mundo de Fórmula 1 de 1997, Jacques Villeneuve, analizó la temporada de Sebastian Vettel este año y fue lapidario.

La temporada de Sebastian Vettel fue de mayor a menor. Comenzó de la mejor manera con dos victorias en Australia y China, aunque luego del receso del verano europeo se fue diluyendo su rendimiento, tal cuál ocurrió el año pasado. Ante este panorama, el campeón del mundo de Fórmula 1 de 1997, Jacques Villeneuve, analizó la actualidad del alemán y calificó como "imposibles de entender".
 
Durante el Gran Premio de Japón, Vettel intentó superar a Max Verstappen para recuperar posiciones tras largar desde el noveno lugar, pero se tocaron y el alemán entró en trompo que lo relegó hasta la 19º colocación. Sin embargo, pudo llegar sexto.
 
 
"A Vettel le fue bien en la primera vuelta, pero luego fue demasiado precipitado. En el contacto con Verstappen venía de la recta, estaba veinte metros atrás, muy lejos, cuando le adelantó, y el holandés también le dejó el hueco, no cerró la puerta. No pudo decirle: 'Por favor, toma asiento'. Vettel se equivocó, intentó algo que de diez veces sale bien una. No jugó sucio, pero el adelantamiento fue demasiado arriesgado. Este año puede escribir un libro: 'Cómo perder un campeonato'", apuntó Villeneuve en declaraciones para Sky Italia.
 

LEER MÁS: Vettel quiere una charla con Verstappen

 
"Ya desde la última carrera vemos que ha aceptado que no ganará, está más relajado. La diferencia entre Lewis y Vettel este año: Lewis espera y elige el nivel de agresividad, algo que Vettel no pudo hacer", expresó el expiloto de F1 sobre el estado anímico del alemán.
 
Además, habló sobre el incidente entre Verstappen y el otro piloto de Ferrari: "Raikkonen tenía el coche dañado. Verstappen lo hizo a propósito, sabía que Kimi estaba allí y le echó. No sé qué más podra hacer Kimi. No podía hacer la trayectoria de la curva, le habría echado fuera en la siguiente. Fue muy incorrecto. Pero sólo cinco segundos, cuando Kimi fue sancionado con 10 en Inglaterra por un error, ni siquiera por algo sucio, no entiendo el medidor de penalizaciones. Este movimiento fue sucio y hecho a propósito", asegura el canadiense.
 
Sobre la situación de la escudería italiana, Villeneuve no encuentra explicación. "No es fácil entender la política dentro de Ferrari y no porque hayan perdido algunos Grandes Premios. Hasta Monza hubo un aire positivo que fue arruinado por errores como el de Italia. Nunca volvieron al camino correcto, es imposible de entender desde afuera".