Valentino Rossi disparó contra Yamaha

El piloto italiano no está contento con el rendimiento actual de la marca y espera que se solucionen los problemas de falta de tracción de la moto.

Valentino Rossi seguirá otras dos temporadas en Yamaha en el MotoGP, aunque quiere que se solucionen los problemas que tiene la moto desde hace tiempo. En este año acumulí cinco podios en las nueve primeras competencias, pero luego su rendimiento bajó considerablemente. 
 
 
En Aragón, Il Dottore cruzó la meta en la octava plaza, en lo que fue su peor resultado hasta el momento, salvo los abandonos. “Yo estoy haciendo lo que puedo para motivar a los japoneses, porque está claro que debemos dar más y trabajar de forma distinta. He hablado con (Kouji) Tsuya (el director del proyecto de Yamaha en MotoGP) y con (Kouichi) Tsuji (el director general de la división deportiva de la compañía), y teóricamente los peces gordos tienen que venir en las próximas carreras. La situación es muy difícil, no será fácil de recuperar”, dijo Rossi desde Buriram.
 

LEER MÁS: Valentino Rossi bancó a Fenati

 
“Lo que me da fuerza es pensar que Yamaha no puede permitirse dos años más así. Es muy difícil para mí seguir en esta línea, pero ya he firmado por dos años más, así que correré. Necesitamos una moto suficientemente competitiva para salir de casa pensando en poder pelear por podios y victorias. Ahora tenemos que cambiar nuestros objetivos porque peleamos por la sexta, la séptima o la octava plaza. Es duro mantener la motivación para dar el máximo”, resumió el italiano.
 
Por último, el múltiple campeón señaló que quiere cambios: “Yo llevo desde septiembre del año pasado repitiendo lo mismo. Nosotros sabemos qué habría que hacer, pero necesitamos de ayuda. En el taller podemos cambiar la puesta a punto, pero necesitamos que cambie algo de hardware”.