“Viví un calvario”

“Viví un calvario”

Compartir

El taller de Rodolfo Di Meglio fue allanado el miércoles por la noche y el histórico chasista fue detenido por anomalías en el motor de uno de sus autos de TC Pista Mouras.

“Fue una barbaridad lo que pasó y todavía no le encuentro explicación a semejante atropello”, le contó Rodolfo Di Meglio a carburando.com, esta tarde, minutos después de que el fiscal encargado de la causa le liberara el ingreso a su taller de Lugano, que había sido puesto en consignación prohibiendo la entrada al inmueble a su propietario y empleados, luego de que la Brigada de Sustracción de Automotores irrumpiera en el taller el pasado miércoles para verificar la legalidad de los vehículos de competición.

En este sorpresivo operativo, los investigadores encontraron la numeración del block del motor del Ford de TC Pista Mouras de Matías Guiffrey en condiciones ilegibles. Por tal motivo, secuestraron el vehículo, clausuraron el taller y mantuvieron incomunicado a Di Meglio durante cinco horas en la madrugada del jueves. “Viví un calvario”, relató el reconocido constructor del TC. “A los 64 años, y 30 años en el automovilismo, nunca pasé por algo así. No me lo merezco y no se lo deseo a nadie”, comentó.

Sobre las razones del allanamiento, Di Meglio señaló: “No se por qué vinieron a mi taller. Andan buscando autos cortados y se equivocaron de lugar. Yo soy un laburante honesto. Todo lo que revisaron estaba bien y no soy dueño de los motores de mis autos (el impulsor es del necochense “Charo” Alvarez)”. Por estas horas, Di Meglio intenta recuperarse del trago amargo y reorganizar el equipo para poder cargar los autos al camión y viajar a Mar de Ajó, para debutar en la temporada 2017 del TC Mouras y TC Pista Mouras.

Compartir