Adiós a Aldo Andretti el gemelo de Mario

La familia Andretti ha cerrado el año con el fallecimiento de Aldo Andretti, hermano gemelo de Mario y padre de Jeff, fallecido a principio del 2020 por una penosa enfermedad. Aldo es recordad por aquella ffoto histórica en Indy cuando reemplazó a su hermano

Mario Andretti ha tenido un 2020 muy triste. Primero con el falleciiento de su sobrino Jeff  y a fin de año con la partida de su hermano gemelo Aldo.

Tan parecidos eran los dos hermanos que, en 1969,  Aldo reemplazó a Mario en la tradicional foto de la primera fila de las "500 Millas" de Indianápolis, junto a A.J. Foyt y Bobby Unser, sin que nadie se diera cuenta de aquella picardía de los mellizos.

No fue una apuesta, sino la necesidad del momento, ya que Mario había sufrido un accidente en los ensayos posteriores a la clasificación y tuvo algunas quemaduras y no quería aparecer así en la foto.

Aldo nunca llegó a correr Indianápolis, lo intentó en 1968, pero no se clasificó.

Andretti Midget

Los gemelos Andretti en Midget

 

Sin embargo en la familia Aldo el el rápido de los Andretti y generalmente superaba a su hermano cuando ambos competían en los Midget. 

“Aldo Andretti, mi querido hermano gemelo, mi socio y mi mejor amigo fiel todos los días de mi vida, fue llamado al cielo. La mitad de mí se fue con él. No tengo palabras, estoy totalmente conmocionado”, escribió el legendario Mario Andrettien las redes sociales.

Mario y Aldo Andretti

Los hermanos gemelos de 80 años eran idénticos, tanto que muchas veces confundían a Aldo con Mario y le pedían un autógrafo.

Se habían iniciado en el automovilismo con un Hudson Horner que prepararon y compartieron, alternándose en las carreras y sus nombres comenzaron a sonar.

Aldo ganó la carrera de su debut.

A fin de 1959, Aldo sufrió un grave accidente: dio varias vueltas de campana, el techo se hundió y el casco se partió lo que le dejó en coma por cuatro días.

Aldo volvió a correr, pero no era ya tan rápido y en ocasiones parecía perder la concentración. 

En 1969 Aldo corrió su última carrera en Des Moines. Un accidente inicial le dejó varios huesos rotos.

En la década de los 70 Aldo fundó Andretti Firestone, un servicio de neumáticos de alto nivel.

Y en 1986 fundó Andretti Machine&Engineering, pero ni uno ni otro negocio le impidieron seguir la carrera de Mario.

Hasta hace muy poco era frecuente verlo en los circuitos para seguir al clan familiar.