Alonso aprende también con viento

En la tercera jornada de ensayos para las Indy 500 el viento fue el gran protagonista. Prácticamente se giró poco en las primeras tres horas y luego todos los protagonistas pudieron transitar en el Indianápolis Motor Speedway en una sesión desapacible por el clima.

Fernando Alonso dio 39 vueltas y quedó cuarto en los tiempos: "Definitivamente, fue complicado. Las condiciones no ayudaron, así que hubo muy poco kilometraje de los favoritos, pero para mí cualquier condición todavía es una gran lección. Así que se trató de ello, de aprender cómo pilotar con esos fuertes vientos y cómo ajustar el coche curva a curva. Todo fue según estaba planeado. El equipo usó esas tandas para también probar ajustes del motor, así que fue un día productivo", explicó Alonso a  Autosport.

El viento alteró el programa y tanto el equipo como Alonso aprovecharon para practicar los pit-stops, maniobra muy importante para tener opciones de ganar la carrera. "Practicamos paradas en boxes en mitad de la jornada, no sólo para mí sino también para los chicos. Aprendimos un par de cosas de su lado y también desde el mío, cómo acercarme al carril rápido y al carril lento, porque obviamente en entrenamientos todo está bien, pero en el día de la carrera cuando 33 coches paren, habrá mucho tráfico ahí", aseguró Alonso.