Audi Q7 nueva generación en Argentina, en dos versiones

Audi ya comercializa en Argentina la segunda generación del su primer SUV, el Q7. Viene en dos versiones, una naftera y otra diésel.

Audi Argentina lanzó una nueva generación de uno de sus modelos más representativos. La marca alemana en nuestro país ya comercializa en el mercado local la segunda generación de la Q7, su primer SUV y el más grande de la familia “Q”. Llega con una gama compuesta por dos versiones, una naftera y otra diésel.

Además de los grandes cambios en cuanto al diseño, el SUV grande se beneficia con una reducción de peso de hasta 325 kilogramos en comparación con el modelo anterior, a lo que se suma un centro de gravedad más bajo. En cuanto a las dimensiones, el nuevo modelo posee una longitud total de 5,05 metros, un ancho de 1,97 y una altura de 1,74, al mismo tiempo que el baúl tiene una capacidad de 890 litros (con 5 plazas) que se puede ampliar hasta los 2.075 litros.

Se trata de un restyling de la segunda generación de la SUV de Audi para el Segmento E (grande). Reemplaza a la Q7 que se comercializó desde mediados de 2016 y tiene tres filas de asientos para siete pasajeros. Llega importada de Eslovaquia y ya está a la venta en nuestro mercado.

Audi Q7 segunda generación

DIESEL Y NAFTA

Sigue ofreciendo versiones turbonafteras y turbodiesel. La diferencia es que ahora la naftera es Mild-Hybrid. Y también se adoptó la nueva nomenclatura mecánica para las nuevas versiones de modelos de Audi. La gama está compuesta por la Q7 55 TFSi (V6 3.0 turbonaftera mild-hybrid, 340 cv y 500 Nm) y la Q7 45 TDi (V6 3.0 turbodiesel, 249 cv y 600 Nm). Las dos motorizaciones se combinan sólo con caja automática con convertidor de par (Tiptronic de ocho marchas) y tracción integral Quattro

El naftero ccelera de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, llega a los 250 km/h y posee un consumo mixto de 8 l/100 km. Con el diésel 3.0 TDI, el SUV acelera desde parado hasta los 100 km/h en 6,9 segundos, alcanza los 230 km/h de velocidad final y cuenta con un consumo promedio de 6,2 l/100 km.

Audi Q7 segunda generación

INTERIOR

En el interior, este Q7 cuenta con diferentes opciones de asientos delanteros, incluyendo unos con sistema de contorno configurable, aire acondicionado y función de masaje. Además, la segunda fila está dividida en tres partes y la tercera es opcional e incluye comando eléctrico.

Por su parte, el equipamiento de serie consta de climatizador automático de cuatro zonas, Audi Drive Select (selección de modos de conducción), suspensión adaptativa, techo panorámico de cristal, luces LED 100%, cámara trasera, volante con regulación eléctrica, equipo de audio Bose con sonido 3D, llantas de aleación de 19″, sistema MMI con navegador, pantalla táctil y Bluetooth e indicador de presión de neumáticos.

El listado se completa con portón trasero eléctrico, tapizado de cuero, asientos delanteros con regulaciones eléctricas (con memoria para conductor), control de velocidad crucero, dirección con asistencia electromecánica, volante multifunción deportivo con cuero y levas de caja, sensores de estacionamiento delantero y trasero, asientos delanteros con calefacción y espejos térmicos, rebatibles eléctricamente y con memoria.

Otros de los opcionales del modelo son el Audi virtual cockpit (tablero con pantalla a color de 12,3″), el proyector de datos (head-up display) ubicado en el parabrisas y el sistema de dirección en las cuatro ruedas.

Por primera vez, la Q7 llega a la Argentina con un equipamiento de seguridad que incluye varias asistencias a la conducción, como Frenado Autónomo de Emergencia, control de crucero adaptativo y sistema de mantenimiento de carril.

Audi Q7 interior

PRECIOS: 

Q7 55 TFSi Tiptronic Mild-Hybrid Quattro, 149.500 dólares; Q7 55 TFSi Tiptronic Mild-Hybrid Quattro S-Line, 161.500 dólares; Q7 45 TDi Tiptronic Quattro S-Line, 158.500 dólares. Precios extraoficiales publicados por Acara. Garantía de tres años o 100 mil kilómetros. La versión 55 TFSi Mild-Hybrid está exenta del impuesto a las patentes en las ciudades de Buenos Aires, Río Grande y Neuquén. Tributa sólo el 50% de patente en la provincia de Mendoza.