Audi Sport Quattro S1: El "Monstruo" del grupo B

El Audi Sport Quattro S1 fue uno de los autos más "picantes" de la historia del Rally Miundial, apodado por sus pilotos como "The Monster"

Definido por muchos como "El monstruo", el Audi Sport Quattro S1 E2 es la máxima expresión del grado de exigencia y brutalidad que llegó a suponer para los profesionales del volante el Grupo B del Rally Mundial.

El motor tenía tanta potencia y par de torsión, que era casi imposible mantenerlo en línea recta, ya que su bastidor no estaba lo suficientemente preparado. Inicialmente el propulsor producía 450 CV (331 kW) aunque se llegaron a superar los 600 CV (441 kW).

Audi Quattro

El Audi Audi Quattro S1E2 marcó la trayectoria profesional del alemán Walter Röhrl que afirmó: 

"Es mi coche de rallies favorito por tres motivos: por la potencia del motor, por el ruido infernal que hacía y porque fue el último coche en el que el piloto debía pelear con él para conseguir llevarlo rápido. Pasar de 180 a más de 200km/h es tan simple como pasar de 40 a 50 en un coche de calle, son fracciones de segundo. Tan solo es necesario mover 2mm el acelerador y sientes como una pequeña explosión, la brutal aceleración de este automóvil te deja literalmente aplastado contra el asiento".

Por su parte, Hannu Mikkola dijo:

"Imagínate que estás esperando pacientemente a que un semáforo en rojo se ponga en verde. Al ponerse en amarillo subes hasta las 8.500 revoluciones por minuto y al pasar a verde sueltas el embrague; entonces sales tan brutalmente disparado hacia adelante que piensas que un vehículo de cinco toneladas acaba de embestirte por detrás. ¡Es increíble!"

Audi Sport Quattro

El Audi Sport Quattro S1 se introdujo a finales de 1984 como una evolución del Audi Quattro. Tenía el mismo motor de cinco cilindros en línea con 2.110 centímetros cúbicos que, en un primer momento entregaba, según cifras oficiales 450 CV (331 kW). Sin embargo, el turbo de estas unidades utilizaba un sistema de recirculación de aire, con el objetivo de mantener girando la turbina a alta velocidad, con lo que se conseguían más de 500 CV (373 kW).

Con la mecánica resuelta era necesario mantener el auto lo más pegado al suelo que fuera posible, por los que se instaló un completo kit de carrocería con un enorme alerón trasero; que aumentaban la carga aerodinámica. Con todo, el peso en vacío era de tan sólo 1.090 kg, lo que le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 3,1 segundos.

Casi 30 años después de la cancelación del Grupo B, el Sport Quattro S1 sigue siendo considerado por muchos como la maquina definitiva. Las últimas unidades que salieron de fábrica en la fatídica temporada de 1986, llegaron a rendir más de 600 hp.

Audi Quattro S1

Además del  Rally Mundial,  el S1consiguió la victoria absoluta en la subida a Pikes Peak de la mano de Michèle Mouton. Este éxito se repitió en 1987 con Walter Röhrl,  y nuevamente en 1989, gracias al americano Bobby Unser.

El Audi Sport Quattro fue un auto desarrollado expresamente para la homologación del Grupo B y del que se produjeron un total de 224 unidades de serie para cumplir con la normativa que exigía un mínimo de 200 unidades en un periodo de 12 meses. 

Lo más llamativo de este modelo es que es una versión corta del Quattro. que utilizaba un motor de aleación de aluminio con 2.133 centímetros cúbicos, distribución variable con doble árbol de levas en cabeza (DOHC) y 20 válvulas, más pequeño que el del Audi Quattro; con el fin de formar parte de la clase de motores de tres litros atmosférico, después aplicar el factor de escala para motores turbo.

Audi Sport

La carrocería tenía piezas compuestas de carbono-kevlar, con guardabarros más amplios y  generoso neumáticos.

Se modificó la inclinación del parabrisas, siguiendo las indicaciones de los pilotos Audi Sport Team, para mejorar la visibilidad.