Cambio de nombre de Volkswagen: Al final, era una broma

Medios de todo el mundo se hicieron eco de la decisión de Volkswagen de América de cambiar su nombre a Voltswagen. Era una broma...

Era una broma del April Fools' Day (similar a nuestro Día de los Inocentes): Volkswagen ha confirmado que la noticia de que tenía previsto cambiar el nombre de su división americana a Voltswagen era tan sólo un juego, un chiste que tuvo mucha repercusión.

Es que varios medios se hicieron eco de la decisión de Volkswagen of America de cambiar su nombre comercial a Voltswagen como una forma de enfatizar su compromiso con los vehículos eléctricos. Sin embargo, el cambio fue una broma que la filial yanqui de la marca alemana decidió hacer anticipándose al April Fools’ Day, como se conoce a su Día de los Inocentes.

El objetivo se cumplió sobradamente debido a que lunes y martes se emitieron comunicados insistiendo sobre el cambio de denominación, que recorrió el mundo a través de diferentes agencias de noticias. Después de la trascendencia del tema Mark Gillies, portavoz de la compañía, confirmó que todo había sido una broma y una manera de promocionar al nuevo ID.4.

Este desenlace era cuanto menos previsible, aunque conviene remarcar que la historia había ganado credibilidad porque el departamento de comunicación de la marca dijo a los periodistas americanos que era real.

¿CÓMO SE INICIÓ LA HISTORIA?

El lunes, Volkswagen of America colgó un comunicado de prensa en su página web en el que anunciaba que en mayo cambiaría de nombre para pasar a llamarse 'Voltswagen of America'.

El texto tenía fecha del 29 de abril y estaba inconcluso, pues aún no incluía las declaraciones de los directivos ni ninguna fotografía. Era como si alguien hubiera publicado por error un borrador.

El falso comunicado desapareció de la página web al cabo de unas pocas horas, pero para entonces los periodistas americanos ya lo habían leído y se habían empezado a hacer eco en sus respectivos medios de comunicación.

¿Volkswagen o Voltswagen?

Medios de reconocimiento mundial como la cadena CNBC dieron por buena la noticia remarcando que no es trataba de un April Fools' a pesar de que lo parecía. Para asegurar eso se basaban en lo que les decían desde el área de Comunicación de VW América, que alargó la broma.

Para terminar de complicar las cosas, este martes el director ejecutivo de Volkswagen of America, Scott Keogh, hizo unas declaraciones en las que jugó con la ambigüedad del lenguaje.

Dijo: "Puede que cambiemos la K por una T, pero lo que no vamos a cambiar es el compromiso de esta marca con los conductores y la gente de todo el mundo para fabricar los mejores vehículos".

Y VW publicó un tweet en el que básicamente confirmaba la historia:

"Sabemos que es extraño cambiar de nombre a los 66 años, pero siempre hemos sido jóvenes de espíritu. Presentamos Voltswagen. Similar a Volkswagen, pero con un foco renovado en la electromovilidad".

Y a partir de estas declaraciones muchas cabeceras y agencias de renombre pulsaron el botón de publicar. Pero hoy jueves, Volkswagen admitió que todo había sido una broma inocente.

"Lo que empezó como algo del April Fools' ha hecho vibrar a todo el mundo. Resulta que la gente está tan apasionada por nuestra historia como por nuestro futuro eléctrico. De modo que, sea Voltswagen o Volkswagen, que la gente hable de la electromovilidad y del ID.4 sólo puede ser algo bueno".

De modo que Volkswagen seguirá siendo Volkswagen. A veces es difìcil globalizar el sentido del humor...