Checo Pérez seguirá en Red Bull en 2022

Si bien faltan detalles del nuevo contrato, en Europa dan por descontado que el mexicano seguirá ligado a Red Bull, al menos una temporada más.

La mayoría de los equipos quieren llegar al breve receso de verano europeo con algunas situaciones ya resueltas. Es el caso de Red Bull en su relación contractual con Sergio Pérez aunque algunos rumores aparecidos en las últimas horas hablaban de un sobre posible casting de pilotos en Red Bull. Pese a ello es secreto a voces en el ambiente de la Fórmula 1 que 'Checo' Pérez seguirá siendo el compañero de Max Verstappen en 2022 y la única duda ahora si el acuerdo será por un año, como desea el equipo o por alguna más, como sería de desear para el piloto. Pero en ningún caso va a haber una ruptura para el próximo año entre ambas partes.

Según cuenta el portal español marca.com, la sintonía entre el piloto mexicano y el equipo de Miton Keynes es total y más después de su primera victoria en Bakú, donde le ganó el mano a mano a Lewis Hamilton en la espectacular carrera final a sólo dos vueltas. Checo es el piloto que andaban buscando en los últimos años, uno de los pocos capaces de no desentonar con Max Verstappen en la actualidad (aunque no está tan cerca como lo estuvo Carlos Sainz en su día en Toro Rosso), pero con unas virtudes en carrera poco comunes, como son las de aprovechar siempre la estrategia a la contra para conseguir remontar con los neumáticos más duros.

LAS CLAVES

Su adaptación ha sido incluso mejor de los esperado y tanto Helmut Marko ( su opinión es decisiva) como Max Verstappen, destacaron que "no ha querido poner el auto a su gusto, ni hacerlo todo en un días, sino adaptar su estilo al monoplaza", algo en lo que erraron tanto Pierre Gasly como Alexander Albon, que querían hacer las cosas a su manera, para desesperación de Horner y los suyos, ya que no aprovecharon las numerosas opciones de podio que les podía dar el auto de 2019 y 2020.

LA IMPORTANCIA DE SUMAR PUNTOS

Con Pérez es posible ganar el Mundial de Constructores, algo vital para los equipos, pues es el campeonato que reparte el dinero de la F1 y garantiza la estabilidad del negocio para el año siguiente. Su progresión le irá proporcionando más opciones de triunfo al mexicano, uno de los carreristas más seguros y fiables de la actual grilla. En Red Bull no quieren más experimentos tras hallar lo que querían desde que se fue Daniel Ricciardo.

De hecho, a mitad de temporada, Red Bull aventaja por 286 puntos a 242 a Mercedes, algo no visto en los últimos ocho años en la F1, y es de esperar que esa diferencia siga en aumento.