Chevrolet Montecarlo un histórico de Nascar

El Chevrolet Montecarlo fue uno de los modelos más exitosos del Nascar

Son pocos los autos que quedan en las historia de las categorías.

Por ejemplo no son muchos los que han competido durante tantos años en la serie americana Nascar, una categoría ónde los modelos y las marcas se van rotando.

Uno de esos autos que dejaron su huella es el legendario Chevrolet Monte Carlo.

Este modelo del "Moño" debutó a fines de los 80, tras la marcha del modelo Chevelle.

Chevrolet Montecarlo

Para el Montecarlo el éxito llegó rápidamente, aunque tras el cambio de reglamento con la nueva década y con pocos equipos usando el nuevo modelo, no podían ganarse muchas carreras por la naturaleza extra competitiva de la categoría.

Pero cuando se introdujo la versión SS del Monte Carlo, se convirtió en el principal auto de la categoría durante la década de los 80, hasta que dejó de producirse para la calle.

Chevrolet tenía muy claro que el Monte Carlo era algo irrepetible, y en 1995 volvió a arrancar la producción del modelo de calle.

Pilotos como Jeff Gordon o el "Intimidator" Dale Earndhart tuvieron su gloria con el  Monte Carlo, que compitió hasta la temporada de 2007, cuando empezó a ser sustituido en algunos eventos por el modelo Impala, que se usó hasta la temporada 2012.

Chevy Montecarlo

El Chevrolet ganó con el Montecarlo 14  títulos de pilotos, 6 del Impala, cuatro con el Lumina, coche que se utilizó entre las dos épocas del Monte Carlo, y los dos del Chevelle.

Un auto que marcó una época en la Nascra  y que, además de ser veloz y ganar un sinfín de campeonatos, cambió el aspecto que los autos tenían, lo que significó darles un perfil algo más aerodinámico que los hace aún más veloces en los circuitos de óvalos.

Lamentablemente también tuvo su momento tágico con el accidente fatal del legendario Dale Earnhardt Sr en Daytona de 2001.

Accidente de Earnhardt

Dale accidente Daytona

Dale Earnhardt Sr, siete veces campeón de la serie mayor de Nascar, uno de los pilotos más ganadores en la historia de la categoría y figura clave en la popularidad nacional que logró Nascar en la década de 1990; murió de forma instantánea tras chocar con el muro de la curva tres del "Daytona International Speedway".
 
La causa de su muerte según la autopsia fue fractura de la base del cráneo, una lesión que trágicamente fue común en el automovilismo mundial previo a la gran revolución que hubo en cuanto a seguridad.