Cocho López: "Hoy los Canapino hacen la diferencia"

Osvaldo Cocho López dialogó con Carburando sobre diferentes temas del automovilismo. Entre ellos su pasado y el presente de nuestro deporte

Osvaldo Abel López, más conocido como “Cocho”, fue uno de los protagonistas importantes que tuvo el automovilismo argentino. Fue uno de los referentes del deporte motor y tuvo una rica y larga trayectoria que comenzó en la década del 60 y se extendió por un largo período. Corrió en todas las categorías y en todas ganó. Representó a diferentes e importantes marcas y también corrió en autos de Fórmula. En su curriculum también está registrado su paso por el viejo continente y por los Estados Unidos. Fuera de las pistas trabajo en televisión. Fue parte de Videomatch con Marcelo Tinelli y de Mesa de Noticias. En las últimas horas, el también conocido como “el Gallego” dialogó con carburando sobre diferentes temas. Acá las respuestas a cada una de las preguntas.

¿Fue el Regata el auto que más te marcó?   

“El Regata Vencedor fue un auto que me marcó pero no fue el único. Ese fue increíble en el TC 2000 pero también corrí otros que fueron importantes como la Coupe Fuego que representaba a Bazooka. Recuerdo que los chicos me esperaban en la zona de boxes porque todos querían que le regalemos un chicle. El otro recordado, ya mucho más atrás en los años, fue el auto de Fórmula 2 donde salí campeón ganándole al equipo del Automóvil Club Argentino. Si busco otro importante puedo hablar de los autos del Club Argentino de Pilotos que fueron importantes, pero volviendo a tu pregunta el Regata pegó mucho. Recuerdo que el día que me propusieron correr con ese modelo yo les dije que no podíamos competirles, por sus características, al resto de las otras marcas. Luego de charlas me hicieron un planteo que lo entendí. Si perdíamos no perdíamos nada, si hacíamos un buen papel ya éramos buenos y si ganábamos éramos unos genios. Por suerte terminó de la última manera. Ganamos cinco carreras en esa temporada”.

Tenes una anécdota en un banco. ¿Cuál es?

“Un día llego al Banco a cobrar un cheque y la cajera me dice, “López, yo a usted no lo atiendo”. Le pregunte por qué y me contestó: “Porque por culpa suya y de los otros corredores yo no puedo almorzar hasta que no termine su bendita carrera. Me tienen podrido”. Es ahí donde uno tomaba conciencia de la importancia del automovilismo en esos tiempos y de lo que fue el CAP”.

¿Quién fue para vos el mejor alumno de Berta?

“El mejor discípulo de Oreste Berta, sin dudas, fue Alberto Canapino. Fue el mejor hombre que tuvo, el que más aprendió y el que después logró hacer su propio camino”.

¿Quiénes marcan la diferencia en el automovilismo actual?

“Los Canapino marcan la diferencia. Se les hace muy complejo a los rivales poder vencerlos. Encima Agustín es completo. No es un piloto cualquiera. No solo maneja sino también sabe de técnica. Hay que sacarse el sombrero”.

¿Quiénes fueron tus rivales?

"Mi rivales fueron según las épocas. Pero si tengo que nombrar algunos te nombro a Carlos Reutemann, Esteban Fernandino, Pedro Passadore, en el TC 2000 había que ganarle al equipo oficial Renault con Miguel Ángel Guerra, Juan María Traverso, y el Miguel Toto Etchegaray, en Ford a Tito Bessone, el Loco Luís Di Palma, en el TN el Pájaro Garro y en le CAP eran todos porque había 15 pilotos muy buenos”.

¿Ves otro automovilismo?

“El mundo cambio y con el automovilismo. Cambio el deporte y la llegada de la TV hizo un negocio. Las cadenas de televisión fueron ampliando las transmisiones y necesitaron tener más actividad. Por ejemplo el automovilismo requirió de más categorías para cubrir los domingos y el espacio que tienen. Eso marcó el cambio. Hasta la Fórmula 1 es distinta. En muchas cosas se perdió la esencia”.

Otros autos de Cocho López