¿Cómo cuidar el vehículo parado durante la cuarentena?

Con la cuarentena obligatoria hasta el 31 de marzo, la mayoría de los vehículos permanecerá estacionada. Mirá cuáles son los cuidados necesarios.

La pandemia por el Coronavirus modificó la vida cotidiana. Y más aún tras el decreto de Necesidad y Urgencia emitido por el Poder Ejecutivo, que insta a cumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 31 de marzo.

De acuerdo a esta situación, la mayoría de los vehículos permanecerán estacionados, sin movimiento, durante, al menos, el lapso estipulado. Ahora bien, ¿qué cuidados deben atenderse para que no se produzcan inconvenientes mecánicos futuros?

Durante el lapso que el vehículo permanezca estacionado, el elemento que más inconvenientes puede sufrir es la batería, que al no usarse cotidianamente pierde carga. Para ello se aconseja encender el automóvil una vez por semana, al menos. En caso de no tener contacto con el vehículo por un tiempo determinado, es preferible desconectarla directamente, aunque para ello hay que prever que puede desconfigurarse la computadora de a bordo o algún otro dispositivo que posea.

Encender el auto permite, además, que el combustible que se encuentra en el tanque circule. Con encender el automóvil y dejarlo en marcha durante algunos minutos ya es suficiente. Esta práctica permite que no se produzcan depósitos indeseables en los circuitos de combustible, líquido refrigerante y aceite.

Si el estacionamiento lo permite, también es aconsejable mover apenas el vehículo, para cambiar el punto de apoyo de las cubiertas y así evitar inconvenientes en los neumáticos. En lo posible, no dejarlo estacionado con el freno de mano activado, ya que la tensión durante mucho tiempo puede presentar dificultades cuando se desactive. En caso de contar con un inflador, también es favorable darle algunas libras de lo habitual a los cuatro neumáticos, debido a la inmovilidad del vehículo.

Asimismo, las ventanillas deberían quedar con una pequeña abertura, para que permita circular el aire y así evitar olor a encierro en el habitáculo.