COVID-19: la impresionante subasta que impulsa la FIA

El lunes se subastarán 60 lotes con valiosos objetos relacionados con el automovilismo, para recaudar fondos destinados a la lucha contra la pandemia.

La Federación Internacional del Automóvil, en conjunto con la Cruz Roja Internacional, organizó la subasta #RaceAgainstCovid en la que logró reunir valiosos objetos de pilotos de renombre, de equipos de competición y de distintos miembros de la comunidad del automovilismo, y hasta una jornada de pruebas en el simulador de F1 de la Scudería Ferrari, con el objetivo de recaudar fondos que serán destinados a la lucha contra la pandemia.

La FIA ya donó 1 millón de euros, que será complementado con el dinero que se recaude entre los 60 lotes de artículos que están exhibidos en la plataforma de RM Sotheby’s desde el 15 de junio y que terminarán de ser subastados este lunes 22. Buzos antiflamas, guantes, botitas y cascos de las principales figuras actuales de la F1. Con un promedio de unos 6.000 dólares se puede empezar a pujar por un conjunto completo de la indumentaria de Lewis Hamilton, Sebastian Vettel, Max Verstappen, Charles Leclerc, Valteri Bottas, Kimi Raikkonen, Daniel Ricciardo, Lando Norris, Carlos Sainz Jr., Sergio Pérez, Romain Grosjean, entre otros. Y de leyendas como Emerson Fittipaldi, Nigel Mansell, Damon Hill, Tom Kristensen, Carlos Sainz y Miki Biasion. También estrellas del rally como Sébastien Ogier y Sébastien Loeb.

Además, el piso más alto de la subasta –entre las piezas racing- está puesto en un show car de F1 de McLaren, el MP4-24 del 2009, en unos 40.000 dólares. Entre los objetos más valiosos también se encuentra el auto del ROC (Race of Champions) que utilizaron Michael Schumacher y Sebastian Vettel en el 2012, con un mínimo de 20.000 dólares. Hay elementos de autos como alerones traseros y delanteros de monoplazas de F1 actuales, o del WRC, o una llanta de la Máxima convertida en mesa y obras de arte como la espectacular escultura en bronce que retrata a Ayrton Senna transitando Eau Rouge. Es una de las 41 piezas realizadas por el escultor y retratista británico Paul Oz para homenajear las 41 victorias del piloto brasileño, en un 60 por ciento del tamaño real y con un peso de 28 kilos. La base de su subasta comienza en los 25.000 dólares.

También se puede encontrar la antorcha olímpica de PyeongChang de 2018 con una base de 7.500 dólares. O la “Dark Star” (Estrella oscura) del artista minimalista norteamericano Frank Stella, con una base de 50.000 dólares. O un cuadro de Michael Schumacher, Rubens Barrichello y Jean Todt pintado por Armin Flossdorf, a partir de los 12.500 dólares.

Para aquellos fanáticos que buscan experiencias, pueden desembolsar sumas con fines benéficos para conseguir lugares exclusivos en carreras como las 24 horas de Le Mans, de la Fórmula E o de un Grand Slam europeo de tenis. O la singular posibilidad de lograr una jornada de prueba en el simulador de F1 de la Scudería Ferrari, en Maranello. La misma comprende una charla técnica, chequeos médicos, tres tandas de media hora, con treinta minutos de análisis de la adquisición de datos con ingenieros del equipo después de cada sesión y una cobertura fotográfica de la experiencia. Los interesados deberán empezar a pujar por la única vacante a partir de los 3.000 dólares, además de costearse el traslado hasta la sede italiana.

Varios de estos objetos tendrán nuevos dueños, mientras otros aficionados se prepararán para vivir experiencias inolvidables, el próximo lunes después del mediodía de Londres. Y la FIA y la Cruz Roja Internacional lograrán reunir una importante suma de dinero que servirá de gran ayuda para continuar con lo pelea contra la pandemia, que dejará marcado a este 2020 para siempre.

Galería de fotos