¿Cuánto se pagó por los artículos en la subasta de la FIA?

La FIA recaudó más de 1,1 millones de dólares en la subasta de 60 lotes diferentes de automovilismo para donar en la lucha contra el COVID-19.

La iniciativa #RaceAgainstCovidAuction que impulsó la Federación Internacional del Automóvil (FIA) para subastar valiosos artículos del automovilismo como indumentarias de las principales figuras actuales y leyendas de la actividad, experiencias en grandes carreras, esculturas, autos de competición, entre otras cosas; alcanzó una recaudación de 1.173.610,10 dólares que serán donados a la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), que trabajan incansablemente en la lucha contra la pandemia en todo el mundo.

A esa cifra hay que agregarle otro millón de euros que la FIA aportará desde sus propias arcas, por lo que el máximo organismo regulador del automovilismo mundial logró colaborar en poco más de 2 millones de euros (2,25 millones de dólares) a la causa. Si bien la propuesta fue de la FIA, hubo una gran solidaridad de los protagonistas de la competición que ofrecieron contenidos para la subasta.

Los objetos se subastaron el lunes pasado a través de la plataforma RM Sotheby’s. Como se suponía, el pago más elevado se hizo por el show car de F1 del McLaren MP4-24 del 2009: 82.000 dólares. Le siguió la escultura de Ayrton Senna en Eau Rouge (por Paul Oz, 2019, foto portada), en 60.000 dólares. El mejor postor para el buzo antiflama y el casco de Damon Hill que usara en 1995, ofreció 49.200 dólares. Por su parte, por el buggy que utilizaran Michael Schumacher y Sebastian Vettel en la Race of Champion de 2012 se bajó el martillo en 41.000 dólares.

Entre la indumentaria de los pilotos actuales, por la que más se pagó fue por un conjunto completo de buzo antiflama, guantes y botitas de Mercedes-AMG firmados por Lewis Hamilton: 38.750 dólares. Por el buzo antiflama solo de Charles Leclerc (Ferrari 2019) desembolsaron 37.250 dólares. El mismo monto que se pagó por una maqueta de desarrollo en escala de un Lamborghini Huracán Performance. Mientras que el traje de carrera, las botitas y la placa de extremo (endplate) del alerón trasero del Red Bull de F1 firmados por Max Verstappen dejó una suma de 34.300 dólares.

Entre las principales experiencias que se subastaban, una había llamado la atención por sobre el resto. Una jornada de pruebas en el simulador de F1 de Scudería Ferrari, con tres sesiones de media hora cada una, más 30 minutos de análisis de la adquisición de datos junto a los ingenieros del equipo después de cada tanda. El interesado que seguramente deberá firmar documentos de confidencialidad antes de subirse a manejar ofreció 12.300 dólares para ganarle a los demás postores. Además deberá pagarse los traslados a Maranello. Y si bien ingresará a uno de los lugares más secretos que tienen los equipos, también es cierto que “la araña” el simulador que Ferrari utilizó en la última década (valuado en 6 millones de dólares) está en sus últimos días y a la espera de la nueva generación.

Jean Todt, presidente de la FIA, manifestó: "Casi 2 millones de euros recaudados es un logro sustancial. Gracias a todos los donantes y postores, especialmente a la Fundación FIA, por sus generosas contribuciones. Además de esta subasta, recuerdo que la asociación entre la FIA y la Federación Internacional contra COVID-19 incluye un apoyo preventivo de salud para el reinicio del deporte del motor, y una cooperación reforzada entre los clubes miembros de la FIA y las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. En estos tiempos difíciles, la salud, la movilidad y el deporte deben caminar juntos".