Después de 3 meses, Grosjean volvió a subirse a un auto de carrera

Fue en la jornada de pruebas de la IndyCar, categoría en la cual competirá en 2021.

Romain Grosjean tuvo un terrible accidente en el final de temporada 2020 de la Fórmula 1, en Bahréin, donde casi pierde la vida. Sin embargo, sólo sufrió quemaduras en sus brazos y ahora volvió a subirse a un auto de carrera, en este caso, a un IndyCar. 
 
Este martes el francés completó su primera sesión de entrenamiento en el circuito IndyCar, donde competirá por el campeonato en el 2021 a partir de abril. "Me sentí como en casa", dijo en una conferencia de prensa virtual, después de probar el circuito en Barber Motorsports Park de Alabama, donde la temporada comienza el día 18 de abril.
"No estaba preocupado, solo quería conducir", agregó el piloto franco-suizo de 34 años, quien firmó un contrato con Dale Coyne Racing en IndyCar. "En las primeras vueltas mis músculos no se calentaron muy bien, pero estaba mejorando hacia el final, lo cual es una buena señal", añadió.
 
Grosjean se une a otros dos franceses en Estados Unidos, Sébastien Bourdais, cuatro veces campeón de ChampCar, la serie que precedió a la IndyCar (de 2004 a 2007), y Simon Pagenaud, coronado en IndyCar en 2016 y ganador en 2019 de las 500 Millas de Indianápolis.