Diego Pierluigi es el nuevo piloto del ZP Racing

Tras no poder continuar con Honda, el oriundo de San Isidro llega a la estructura de Zipilivan y Porto para subirse a la moto que deja Andrés González.

El Superbike Argentino trabaja para poner en marcha su temporada 2020, pero más allá de que no hay actividad oficial en pista, las novedades se suceden. Y una de ellas es la incorporación de Diego Pierluigi al ZP Racing para ocupar el vacío que dejó Andrés González, quien apostó su año en el Campeonato Español de Superbike.

“Estoy muy contento y motivado. Siempre cuando hay cambios uno pone lo mejor de sí y también estoy con muchas ganas porque entró a uno de los equipos más ganadores de los últimos años y con una moto competitiva. Además, hacía tiempo que venía buscando la posibilidad de trabajar con Pablo Zipilivan y estar dentro del box con Sebas Porto va a ser un poco raro, pero obviamente que me entusiasma mucho tener una persona de su calidad para poder mejorar, de solo pensarlo es fantástico. Estoy muy feliz de haber cerrado con el ZP Racing”, la comentó Pierluigi a Carburando.

El de San Isidro había terminado el 2019 con el Honda Gregorio Racing y parecía que en 2020 sería dentro de la misma estructura. Pero en plena pandemia, el Director de Honda Argentina, Gustavo Ogura, decidió alejarse de su puesto y eso marcó el final del vínculo con la marca del “Ala Dorada”.

“La noticia de que Ogura daba un paso al costado en Honda, hizo que el proyecto quede parado y con Pablo veníamos hablando de la posibilidad de hacer algo juntos. En los últimos tres años conversamos sobre las chances de sumarme a la estructura, además él es una persona que trabaja muchísimo no solo en la parte técnica, sino también en otros aspectos. También el hecho de tener puesta una moto competitiva en la pista ayudó. Así que decidimos unir fuerza y cerramos un acuerdo, más allá de que con el tema de la pandemia debemos resolver los últimos detalles del presupuesto, pero sabemos que los sponsor nos van a apoyar. Mientras esperamos que vuelvan las carreras, vamos a arrancar a entrenar para probar la moto y ver cómo me siento”, explicó.

En esta nueva etapa de su carrera deportiva, el múltiple campeón argentino de velocidad se subirá a una ZX-10R, modelo que ya tiene conocido de años anteriores. “Del Superbike, la Kawasaki es a moto que más alegrías me dio, como lo fueron los dos subcampeonato que logramos con el JC Racing en Brasil. He hecho grandes certamen con la marca y eso también me ilusiona porque desde que corro en la categoría es la moto con la que mejor me he llevado. Tiene una buena potencia, el chasis es bueno y creo que se adapta muy bien a mi forma de manejar”, puntualizó.

Además, confirmó que este fin de semana será el primer contacto con todo el conjunto en pista. “Este fin de semana vamos a girar en el autódromo de Bahía Blanca, ya que el Van Keulen Racing y Hernán Buezas nos invitaron a entrenar. No tenemos muchos parámetros porque la pista se hizo a nueva, pero la misma está impecable con el asfalto hecho a nuevo. Creo que es un buen lugar para hacer el primer test sobre la nueva moto”, aseguró.

El motociclismo pide pista

Fuera de la actualidad deportiva, Pierluigi es uno de los referentes de la especialidad y con esa jerarquía que le confiere la experiencia remarcó que está la necesidad manifiesta de poner en marchar a todos los actores del deporte motor.

“Ayer estuve hablando con CAMOD sobre la vuelta de la actividad. Precisamos hacer una o dos fechas antes de fin de año para poder reactivar el motociclismo y empezar a trabajar con el material para el año que viene. Tanto pilotos y equipos necesitamos movernos para poder trabajar con los sponsor. Sé que esta difícil por los protocolos y por la gente que viene del interior, pero todas las partes están gestionando la posibilidad de hacer una o dos competencias en el autódromo de Buenos Aires antes de que se termine el 2020. Que esto se dé sería muy importante para prepararnos de cara al 2021”, aseveró.

Con el movimiento de su escuela de pilotos como parámetro, el residente en Pilar señaló que con todas las medidas sanitarias se pueden reanudar las competencias. “Hace una semana y media que arranque a trabajar junto a mis pilotos, haciéndolo bajo todo los protocolos. La verdad que los autódromos son lugares que están alejados y en donde hay mucho espacio, por lo que no he tenido ningún problema. Pudimos comenzar, pero lo primordial es adaptarse, hay que hacerlo con más recaudos, aunque está a la vista que se puede desarrollar tranquilamente. El principal problema para llevar a cabo una competencia hoy lo tenemos en el hospedaje y en todas las personas que provienen del interior”, contó.

También dejó claro que la vuelta del automovilismo puede ser un paso importante para las aspiraciones de las dos ruedas. “Creo que es fundamental que ellos comiencen porque para nosotros son el puntapié inicial. Si empiezan, considero que va a ser una buena puerta para que el motociclismo también pueda iniciar. Necesitamos que se ponga en marcha para que la federación pueda estudiar bien los protocolos y ver de qué forma se pueden hacer las carreras, acoplándonos uno o dos meses después que ellos estén en pista. También se habló la posibilidad de estar en conjunto en un fin de semana para generar un menor movimiento de la gente”, afirmó.

Por último, Pierluigi hizo hincapié en que la deporte motor trabaje en bloque para poder hacer sostenible la actividad. “Entiendo que será difícil la recuperación, pero no será imposible. Sabemos que estamos en un problema económico general del país, pero bueno los argentinos somos unos luchadores que siempre ponemos mucho de nosotros para sacar adelante situaciones adversas. Vamos a tener que hacer sacrificios, pero creo que el principal punto es la unión. Todos debemos juntos porque si el deporte motor no se une, será muy difícil sacarlo adelante”, concluyó.